Noticias En directo
AEK Larnaca

AEK Larnaca, el rincón de España que se encuentra en Chipre

18:25 CET 28/12/18
AEK Larnaca Bayer Leverkusen 13122018
Durante este semestre, fueron diez los futbolistas españoles que actuaron en la institución que supo competir en la Europa League.

Según un estudio que realizó el portal Transfermarkt, son 382 los futbolistas españoles que se encuentran compitiendo en Europa, fuera de España. De todos ellos, son 32 los que actúan en el fútbol de Chipre. Y de esos 32, son diez los que jugaron el último semestre en el AEK Larnaca, club que además tiene de entrenador al vasco Andoni Iraola y de director deportivo a Ander Murillo García, también nacido en la Península Ibérica (en San Sebastián). Más que una coincidencia: el equipo de esta isla mediterránea se transformó, por sorpresa o no, en otro rincón de España.

¿Quiénes fueron los diez representantes con pasaporte español que se pusieron las botas para salir al campo de juego?  Mikel González, Toño Ramírez, Nacho Cases, Acorán Barrea, Joan Tomás, Guillem Truyols, Tete Sansimena, Héctor Hevel, David Catala (capitán) y Jorge Larena. Ellos convivieron con una plantilla que resaltó también bastante por su aspecto multinacional: dos macedonios, un brasileño, un argentino, un marfileño, dos franceses, un serbio, un australiano y nueve chipriotas.

¿Qué importancia tiene el AEK Larnaca en el fútbol local? Fue fundado en 1994, tras la fusión de dos instituciones de la ciudad: el EPA y el Pezoporikos. Ganó apenas un título: la Copa de Chipre 2004, torneo en el que fue dos veces subcampeón (1996 y 2006). Si bien está muy lejos de los pergaminos de APOEL de Nicosia, amplio dominador en estas tierras, el recorrido del AEK Larnaca tampoco es para despreciar: participó en las cuatro últimas Europa League, llegando hasta la fase de grupos en la actual edición (terminó tercero en el grupo A que compartió con Zurich, Bayer Leverkusen y Ludogorets).

Antes de que asuma Ander Murillo García, el cargo de director deportivo estuvo durante cuatro años ocupado por el catalán Xavi Roca, quien supo cambiar la mentalidad del club y fue el que empezó a poblar de españoles la plantilla. “Una de las cosas que le prometí al club es que intentaríamos hacer un juego atractivo. En la vida ya hay demasiados problemas como para ir a ver un partido de fútbol, pagar y que sea una birria. Queremos que el club disfrute de un equipo competitivo y ganador, pero que la vía para conseguirlo sea un buen fútbol”, reconoció en noviembre de 2016 el propio Roca, en una nota con L’Esportiu de Catalunya. Al parecer, se fue con el deber cumplido…