Girona 0-1 Osasuna: Kenan Kodro lleva a los rojillos a Primera

El equipo navarro regresa a la élite tras vencer en la final del 'play-off' por el ascenso

En Montilivi se aferraban de nuevo a la remontada pero el tanto de Kodro tras el descanso acabó con las ilusiones del Girona que se trasladaron a Navarra. El marcador de la ida era adverso (2-1) pero la primera mitad que realizó el equipo de Pablo Machín invitaba al optimismo. Tras el tanto en contra, continuó intentándolo con más coraje que fortuna y ante una defensa imponente que resistió hasta el pitido final.

Los comienzos del Girona eran prometedores. Claro dominio en los primeros 45 minutos de encuentro que además se transformaron en ocasiones. La primera gran oportunidad del primer acto llegaba a los veinte minutos con un cabezazo de Sobrino desde el interior del área tras recibir el centro desde la izquierda de Carlos Clerc. En la siguiente jugada también lo intentaba Lejeune pero su remate de cabeza se marchaba por encima del travesaño.

Osasuna parecía encerrarse cada vez más en su propio campo, circunstancia motivada por la presión de su rival y un marcador favorable. La sorpresa llegaba en un córner a favor de los “rojillos” a través del cual llegaba la ocasión más peligrosa para el cuadro visitante. Mikel Merino con su magnífico testarazo en el centro del área provocó la parada salvadora de Isaac Becerra que arrancaba así los aplausos en las gradas del Montilivi.

La segunda mitad dio un giro radical en sus primeros instantes. Los jugadores de Osasuna salieron a por el gol y en el 48, un balón largo de Roberto Torres hacia Kenan Kodro que con un disparo raso batía así a Isaac Becerra. Pero el Girona nunca se rinde y los hombres de Pablo Machín volvían a volcarse en el ataque. Cristian Herrera comenzaba a aparecer en el área navarra aunque sin demasiada fortuna.

Pablo Machín decidía ir a por todas con los cambios, además de las sustituciones de Aday y Cristián Herrera por Javi Álamo y Mata, el técnico decidía apostar por un punta más, el serbio Lekic que además vio como su gol era anulado por fuera de juego. Acertada la decisión del asistente. Minutos antes, Rubén Sobrino en una jugada individual y Lejeune con un remate que se estrellaba en la cruceta pudieron recortar distancias en una eliminatoria que se decantaba cada vez más por Osasuna.

El conjunto de Enrique Martín supo resistir con una defensa prácticamente infranqueable, manteniéndose en orden en todo momento. La impotencia de los jugadores del Girona se vislumbraba en el césped, Lejeune acabó expulsado al ver la segunda amarilla en los últimos minutos del choque al golpear a Nauzet.

Osasuna regresa por todo lo alto a la Primera División dos años después, sin duda la cara de la eliminatoria. La cruz, el Girona que tras una gran primera mitad vuelve a quedarse a laspuertas de alcanzar la máxima>