Real Madrid: Özil y Altintop, dos vecinos separados por 2.500 kilómetros

Los dos jugadores son de origen turco y nacieron en Gelsenkirchen, pero se verán las caras este viernes en el partido entre Turquía y Alemania. Özil, non grato para los turcos
Por Alberto Piñero (Corresponsal Real Madrid).-

La Liga BBVA descansa este fin de semana, y el Real Madrid tiene ya repartidos a trece de sus jugadores por el mundo para sus respectivos encuentros con las selecciones. Y entre ellos están tres que jugarán este viernes entre sí: Mesut Özil y Sami Khedira por parte de Alemania contra Hamit Altintop, que estará en las filas de Turquía. Una circunstancia curiosa dentro de que los tres defienden la elástica madridista durante el resto del año, pero que lo es aún más dados los orígenes de Özil y Altintop.

Y es que ambos son de origen otomano, ambos nacieron en la ciudad germana de Gelsenkirchen, pero mientras que Altintop decidió jugar para la selección de Turquía, Özil decidió hacer lo propio para con Alemania. "Llevamos tres generaciones aquí, yo nací aquí, jugué con la selección juvenil y me siento bien aquí. No me puedo imaginar jugar para otra nación", espetaba Özil hace un tiempo cuando se le cuestionaba por su decisión de jugar para la Mannschaft.



Algo que no es entendido de forma mayoritaria en Turquía, donde se le considera poco menos que persona non grata. De hecho en octubre del año pasado, hace ahora prácticamente un año, Özil jugaba el que era su primer y único partido hasta el momento con la selección germana frente al combinado de la media luna.

El partido se disputaba en el Olímpico de Berlín, pero dada la gran comunidad presente en Alemania, la mitad de las gradas del estadio estaban pobladas por afición turca. Unos hinchas que mostraron su descontento con Özil a base de silbidos y abucheos cada vez que entraba en contacto con el balón.

A esta reprimenda generalizada contribuyó además una mediática polémica en los días previos precisamente con Altintop. No con Hamit, el jugador del Real Madrid, sino con su hermano Halil. Éste criticó discretamente la decisión de Özil: "Como internacional alemán, Mesut gana más dinero, sube su cotización. Si no hubiera jugado el Mundial tampoco habría fichado por el Madrid. El fútbol, a veces, es un asunto de sentimientos más que de negocios. Respeto su opinión, pero no la comparto".

Özil contestó entonces a Halil Altintop esgrimiendo que jugaba "de todo corazón con Alemania". Luego respondió también sobre el césped con un gol dentro de la victoria germana por 3-0, demostrando que los pitos no le influyeron demasiado en su juego.



Así pues, el de este viernes en Estambul será el segundo partido en el que Özil defienda la camiseta germana frente a Turquía. Un encuentro para el que ya tiene previsto que “es posible que alguno pite”, y más en suelo turco, pero que eso “no tiene por qué” afectarle. De hecho, parece que hay varios factores que han hecho que la crispación disminuyera varios enteros: el hecho de que comparta club con Hamit Altintop, que ambos desmintieran problema alguno cuando el ex del Bayern fichó por el Real Madrid, así como una campaña publicitaria que realizó junto al también madridista Nuri Sahin (otro turco crecido en Alemania) para la integración y el diálogo entre las poblaciones alemana y turca por ejemplo.

Eso sí, aunque la tensión pueda que sí, la expectación no se ha reducido lo más mínimo. No obstante, no es frecuente ver a futbolistas como Özil y Altintop, dos vecinos casi hermanos y separados por 2.500 kilómetros, enfrentarse entre sí.