Noticias En directo

Cuando el Real Madrid jugó en Valencia como local

El Real Madrid jugó la temporada 1987-88 europea castigado. En aquel curso continental, los blancos arrastraban una sanción de la UEFA por los lanzamientos de objetos que sufrió Pfaff desde el fondo sur de Chamartín -portero del Bayern- que obligó primeramente a los blancos a jugar ante el Napoli de Maradona en un Bernabéu a puerta cerrada y luego a elegir una sede distinta a la capital para la siguiente ronda, si es que se clasificaban.

Noticias de LaLiga Santander

El Real Madrid logró eliminar al Nápoles, por lo que tocaba elegir un estadio que estuviera a más de 350 kilómetros de distancia para que hiciera las veces de 'casa' del Real Madrid por unos instantes. La cúpula directiva merengue eligió Mestalla, conocida en aquellos instantes como Luis Casanova, para disputar el partido de octavos de final de la Copa de Europa ante el Porto, donde el Real Madrid ejercería de improvisado local.

El Real Madrid logró imponerse con el apoyo inestimable del bullicioso público valenciano al Oporto por 2-1, uno de los favoritos de la competición, sobreponiéndose en el tramo final a la diana de Madjer, para después aumentar la ventaja en el viejo As Antas. Pese a que la temporada apuntaba a ser la que terminara con la séptima Copa de Europa en las vitrinas de la Avenida de Concha Espina, el Madrid terminó cayendo inesperadamente en semifinales contra el PSV, posterior vencedor de aquella edición.

Hoy, casi 30 años después, el Real Madrid regresa de nuevo a Valencia como visitante, justo unos días después de haberse medido otra vez contra el Nápoles, con un ambiente tremendamente distinto al que encontró en aquella noche del 10 de octubre 1987 donde Mestalla hizo por unas horas de Bernabéu y de talismán para los blancos.