Independiente repite el trágico proceso de River Plate

El 'Rojo' vive sus horas más difíciles, pudiendo perder la categoría este fin de semana, como consecuencia de un proceso similar al del Millonario y que en tres años no revirtió
La Primera Division argentina, a diferencia de cualquier liga importante a nivel mundial, tiene un sistema particular para "condenar" a los equipos que pierden la categoría: la famosa y temida tabla de promedios del descenso, que hoy tiene a Independiente en su lugar número 19 y, con tres fechas para finalizar la temporada, la chance real de descender este mismo fin de semana, con una combinación de resultados.

¿Cómo funcionan estos promedios? Este sistema tiene como misión, ya sea principal o colateral, evitar que una mala campaña de un año signifique el descenso. En la gran mayoría de los equipos, se suman los puntajes totales por espacio de tres temporadas y se divide por la cantidad de partidos jugados. Al final de cada una, son 114 encuentros con 342 puntos que se ponen en juego. Y ese porcentaje, con límites entre el 3% y el 0, generalmente oscila entre el 2% y el 1%.

La Asociación del Fútbol Argentino institucionalizó este método en 1983, después de una primera experiencia comenzada en la década del 40 y se extendió hasta los 60. Si bien se afirmaba que en dicho momento fueron hechos "para salvar a River", lo cierto es que tuvo que ver con que dos años antes fue San Lorenzo el primero de los grandes en bajar a la segunda categoría, mientras que no pudieron evitar que ocurra lo propio con Racing a finales de ese año.

26 años después, sería la hora de River. El 26 de junio del 2011 y luego de perder la serie de promoción ante Belgrano por 3 a 1, el conjunto Millonario caía por primera vez en su historia. Sólo Boca e Independiente se mantienen en Primera sin haber descendido nunca (sin contar a Arsenal, que ascendió a Primera División hace algunos años), pero tres pésimos años parecen provocar que sea la peor hora del Rojo.

¿Qué tienen en común la caida de River y la posibilidad de Independiente? Que son la consecuencia de un proceso de larga data, que comprende seis torneos cortos entre mediocres y malos, pero jamás un hecho puntual y/o fortuito. Pasando en limpio: River descendió tras perder la Promoción (playoffs en España) con Belgrano, pero esos 180 minutos no lo determinaron sino los 114 partidos que comprendieron ese promedio.

Por estos días, primero en la previa del partido y ahora con el resultado puesto, se habla permanentemente de lo ocurrido entre Quilmes y Racing, con el supuesto "fueron para atrás" (se dejaron ganar) de la Academia para perjudicar a su histórico rival. Pero sin lugar a duda, sería tratar de tapar el sol con la mano, o mirar el árbol en vez del bosque, según el refrán que crea adecuado.

El equipo que hoy dirige Brindisi atraviesa un proceso en caída libre desde hace varios años y la consecuencia está hoy. Suma 128 puntos en 111 partidos para este promedio 1,153. O visto desde otro ángulo, sumó el 38,4% de los puntos que puso en disputa desde la primera fecha del Apertura 2011 hasta el que empató el sábado contra Estudiantes.

Siendo minuciosos en el detalle, en la temporada 2010-11 el Rojo cosechó 43 puntos (14 en el apertura y 29 en el Clausura); en la temporada 2011-12 logró 47 puntos (27 en el Apertura y 20 en el Clausura); y en la actual lleva 38 puntos (17 en el Inicial y 21 en el Final). Para un equipo grande, que como mínimo debe aspirar a una clasificación a las copas, es muy poco.

ASÍ ESTÁ LA TABLA DEL DESCENSO HOY
Club

Quilmes

Argentinos

San Martín de San Juan

Independiente

Unión (descendido)
Promedio

1,228

1,198

1,164

1,153

1,000
Si finalmente Independiente no logra la proeza de esquivar la pérdida de categoría, no habrá un responsable ni un partido por el que ocurra. Pasaron ocho técnicos (Daniel Garnero, interinato de Ricardo Pavoni, Antonio Mohamed, interinato de Cristian Díaz, Ramón Díaz, de nuevo Cristian Díaz pero oficial, Américo Gallego y Miguel Brindisi); dos Presidentes (Julio Comparada y Javier Cantero, cada uno con tres torneos); y varias decenas de jugadores que no rindieron como se esperaba.

Asimilarlo es la etapa más complicada. En los últimos años le pasó a River, San Lorenzo estuvo al borde (se salvó en la última fecha del descenso directo y ganó la promoción hace un año), Racing jugó la Promoción en el 2008 y hoy le toca al Rojo. De cara al futuro y observando por ejemplo la pésima campaña de Boca, el sistema de promedios da nuevas oportunidades, pero no son infinitas.