thumbnail Hola,

El técnico azulgrana vuelve a Barcelona y tomará las riendas del equipo para continuar con los trámites pendientes

Tito Vilanova está de vuelta y aunque no se ha confirmado oficialmente que el técnico dirigirá al equipo de manera presencial este sábado o para los siguientes encuentros próximos como el PSG en la Champions League, lo que sí es seguro es que poco a poco irá retomando sus actividades y solucionando esos detalles que están pendientes, pero todo a expensas del estado físico en el que se encuentre el entrenador del Barcelona.

El Presidente Sandro Rosell espera que el regreso del técnico haga que Victor Valdés cambie de opinión respecto a su decisión de no renovar contrato con la entidad azulgrana, pero de no lograrlo, Tito ya podrá ponerse en la labor de ir buscando un sustituto si es que se decide que en este verano, el cancerbero deberá salir para dejar unos euros en la caja antes de que abandone el Club con carta de libertad en el verano de 2014. Continuando con los fichajes, Tito también deberá decidir el futuro de David Villa, mientras que algunos apuestan a que el Kun Agüero y Neymar podrían aterrizar en la ciudad condal este próximo verano, Vilanova deberá sentarse a decidir lo que pasará con el delantero asturiano, quien en los últimos encuentros ha cobrado protagonismo y parece estar decidio a cumplir el año que le resta de contrato, a menos que el entrenador decida que es mejor venderlo y hacer un poco de caja.

La segunda tarea del entrenador será mantener el nivel óptimo que exige la recta final de la temporada. Si bien es cierto que los culés decayeron en las últimas semanas, ante el Milan en el Camp Nou volvieron a mostrar el gran nivel que los puede llevar a aspirar por el doblete, pero para ello deberán mantener el nivel y no bajar los brazos. Pero además los azulgranas no deberán confiarse de su espectacular temporada en la Liga BBVA y si quieren terminar por zangar su liderato y el título sin mayores complicaciones deberán jugar los próximos encuentros con la máxima concentración e importancia, porque el Real Madrid es un equipo que ha venido de menos a más esta temporada y quiere luchar por todo hasta el final.

Otro de los retos de Tito Vilanova será vencer al PSG que no pinta fácil a estas alturas de la competición europea. Con la baja de Carles Puyol, un Xavi Hernández que debe ser mimado entre algodones y un Javier Mascherano apercibido de sanción, la defensa puede ser un dolor de cabeza para complicar las cosas. Será primordial llegar al menos a la semifinal de la Champions League, como el equipo lo ha estado haciendo en los últimos cinco años y para ello, Tito deberá armar el plan B defensivo, considerando a Martín Montoya y Marc Bartra, ambos en el caso de que Jordi Alba no llegue a tiempo a la cita en el Parque de los Príncipes.

Artículos relacionados