Markel Susaeta aprende a liderar al Athletic de Bilbao

El eibarrés ha asumido una mayor responsabilidad tras la salida de Javi Martínez y la prolongada ausencia de Fernando Llorente y es uno de los más destacados del equipo
 Miguel Churruca 
 Editorial | Athletic
Síguele en 

Huérfano de un líder sobre el campo y en un mar de dudas navega el Athletic de Bilbao en estas primeras semanas de competición. La salida de Javi Martínez y la prolongada ausencia de Fernando Llorente en el esquema de Marcelo Bielsa, han dejado un vacío de liderazgo en el que Carlos Gurpegi, de vuelta a la capitanía tras su lesión, y Andoni Iraola, ejercen de bandera en el conjunto rojiblanco.

Sin embargo, esta situación de incertidumbre está siendo aprovechada a la perfección por Markel Susaeta, que después de haber disputado los 63 partidos de la pasada temporada, ha asumido una responsabilidad inusual en él, lo que le convierte en la referencia ofensiva del equipo.

Indiscutible para el entrenador rosarino en la línea de ataque del Athletic, el eibarrés parece haber ganado en carácter, en ubicación en la cancha, en esfuerzo en la transición. Susaeta ya no es ese 'pechofrío' de antaño que se arrugaba ante la presión. Ahora está presente, se impone a la adversidad y destaca con su buen juego.

Autor de cuatro tantos en los siete compromisos disputados por el Athletic -uno frente al Slaven Belupo, dos frente al HJK Helsinki y otro frente al Valladolid-, el '14' rojiblanco es el máximo goleador del equipo y sigue acumulando minutos, como ya hiciera a lo largo del curso pasado.

La dinámica positiva de juego que ha mostrado 'Susa' se ha visto reflejada en la confianza que ha ido adquiriendo para convertirse en líder de este Athletic, que necesita precisamente que un jugador asuma los galones y guíe a los suyos en esta complicada situación que atraviesan.

Tras una notable campaña en la que consiguió dobles dígitos en goles y asistencias, Markel Susaeta tiene ante sí un nuevo reto: el de la regularidad, punto débil que le ha condenado en diversos tramos de su carrera y que no puede volver a permitirse. Cercano a cumplir los 25, el jugador guipozcoano se asoma al momento culmen de su vida futbolística y deberá refrendarlo en esta temporada 2012-2013.


Sigue a Miguel Churruca en Follow adrianboullosa on Twitter