Real Madrid cumple un lustro de la Liga de Capello, el cenit de la Cofradía del Clavo Ardiendo

El 17 de junio de 2007, el Real Madrid ganaba 3-1 al Mallorca con goles de José Antonio Reyes y Mahamadou Diarra, coronándose campeón después de una heroica remontada al Barcelona
El Real Madrid está de aniversario. Y es que este domingo 17 de junio se cumplen cinco años de uno de los momentos más brillantes de la historia reciente del club blanco: la victoria ante el Mallorca en la última jornada de la temporada 2006-07, que le valió para sumar su trigésimo título de Liga. Uno de los campeonatos más sufridos, luchados y reñidos de la historia del fútbol español.

Y es que a falta de ocho jornadas, el Real Madrid se encontraba tercero, a cinco puntos del líder FC.Barcelona, y pese a ello, acabó la Liga como el campeón después de una temporada más que convulsa con Fabio Capello en el banquillo merengue. En la jornada 26, el Real Madrid arrancó un 3-3 histórico en el Camp Nou, lo que no sirvió para reducir la distancia real en la clasificación, pero sí la distancia moral. Pues de ahí en adelante, el Real Madrid empezó a escalar posiciones, al ritmo que marcaron los jugadores con una campaña para pedir el apoyo de la afición, en lo que fue el germen de la famosa Cofradía del Clavo Ardiendo.

El Barcelona perdió en La Romareda, en El Madrigal, y empató en el Camp Nou ante el Betis con un gol de Sobis en el último minuto. Mientras que el Real Madrid lograba victorias épicas, con remontadas incluidas, unas detrás de otras: como ante el Sevilla (3-2), o ante el Espanyol con gol de Higuaín en el último minuto (4-3). Dejando lo mejor para la penúltima jornada, en la que el Real Madrid remontaba al Zaragoza con un gol de Van Nistelrooy en el último minuto (2-2), mientras que el Espanyol remontaba al Barcelona en el Camp Nou también en el último minuto con un gol de Raúl Tamudo (2-2).

Lo que dejaba al Real Madrid como líder antes de la última jornada. Un último partido disputado un 17 de junio de 2007 en el Santiago Bernabéu, en el que el cuadro blanco ganó al Mallorca por 3-1 con dos goles de José Antonio Reyes y uno más de Mahamadou Diarra. Como no, remontando el gol inicial de Varela. Había sido la tónica habitual en una Liga emocionante, y así lo fue hasta el último minuto de la misma. La leyenda de la ‘Liga de Capello’, la ‘Liga de las remontadas’, o la ‘Liga del Clavo Ardiendo’ se había iniciado. Cinco años después, aún permanece fresca en la memoria del madridismo.