Real Madrid no podrá estrenar la camiseta naranja ante el Galatasaray

La innovadora equipación de visitante para la Champions League coincide con los colores del cuadro turco. En el club no hay fecha para el estreno aún. Se presume que será en Liga
Era vox populi desde el final de la pasada temporada, pero fue este jueves cuando Adidas le dio oficialidad por fin a la tercera equipación que lucirá el Real Madrid en el presente curso recién empezado. Ya se habían presentado la primera, de color blanco, y la segunda, de color azul eléctrico. Y ahora también se ha hecho con la tercera, que será de color naranja. Una tonalidad inédita en el Real Madrid. Lo que, acompañado por el espectacular acto realizado en la azotea de uno de los techos de la capital española como es Torre Europa, ha despertado una gran expectación entre la afición.
LA INTRAHISTORIA:
¿POR QUÉ EL NARANJA? 
El Real Madrid nunca antes había vestido de naranja. No había tenido como oficial tampoco ni una equipación roja ni verde, como las de los dos últimos años, sin embargo en esos casos sí se había visto obligado a jugar circunstancialmente con esos colores en el pasado. En lo que se refiere al naranja, ni circunstancial ni permanentemente había formado parte del Real Madrid.

¿Y por qué este color naranja? Pues desde Adidas dan una mística explicación. Y es que el naranja es el color que le debe dar energía al Real Madrid en la Champions, al ser el color que toma el cielo de Madrid cuando a las 20:45 el sol se esconde por el horizonte cuando empiezan los partidos en la competición europea. Aunque lo cierto es que, durante el invierno, a esa hora es noche cerrada ya en Madrid y el color del cielo capitalino es más negro que naranja.

Se ha abonado el Real Madrid en los últimos años a la innovación en lo que respecta a la pigmentación de sus camisetas. Y ahí están aquellas de color verde y rojo, además de esta naranja. Unas más discutidas que otras, pero en general con una aceptación considerable entre los aficionados, aun cuando el blanco y el morado son los colores que tradicionalmente han caracterizado al club madridista durante su historia. Aunque a diferencia de lo que sucediera en las dos temporadas anteriores, esta camiseta naranja tendrá que esperar más que sus predecesoras para ser estrenada.

En la campaña 2011-12, el Real Madrid debutó de rojo en la primera jornada de la Champions League, fuera de casa, ante el Dinamo de Zagreb un 14 de septiembre. Mientras tanto, el curso pasado, el Real Madrid estrenó su equipación verde en el Sánchez Pizjuán en Liga ante el Sevilla un 15 de septiembre, repitiendo color en el debut en Liga de Campeones como visitante, ante el Ajax de Ámsterdam en la segunda jornada, con gol de volea de Karim Benzema incluido. Sin embargo, esta vez la puesta de largo de naranja deberá esperar. Y es que el próximo martes, ante el Galatasaray, el Real Madrid no podrá estrenar su tercera equipación, diseñada especialmente para jugar de visitante en la Champions League.

El motivo no es otro que el Galatasaray juega de naranja y rojo, con lo que por la lógica del reglamento de vestimentas, ambos equipos no pueden coincidir de naranja. Irónico cuando el mundo del fútbol se haya inmerso desde hace tiempo en las leyes de la mercadotecnia. Así pues, y sin que haya confirmación oficial todavía, es probable que el Real Madrid tenga que jugar de blanco en el Turk Telekom de Estambul, como ya lo hiciera en la vuelta de los cuartos de final de la pasada Champions League.

Por tanto, y como consecuencia directa, en el Real Madrid aún no hay fecha confirmada para poder estrenar la equipación naranja. Cabe recordar que el equipo merengue no vuelve a jugar de visitante en Liga de Campeones hasta la tercera jornada, ante la Juventus el 5 de noviembre, con lo que es probable que esta camiseta naranja que este jueves se ponía a la venta para el público en general tenga que vivir su debut en Liga y no en Europa. Los hombres de Carlo Ancelotti jugarán en Elche el 25 de septiembre, y en el Ciutat de Valencia ante el Levante el 6 de octubre. Dos citas donde es factible que la equipación naranja vea la luz.