Repesca Europea: Portugal se mete en el Mundial sin pisar el acelerador (0-1)

El conjunto luso no sufrió ante Bosnia y pudo sellar su billete para Sudáfrica sin pasar ningún tipo de apuro en el estadio Bilino Polje. Los locales no supieron hacer daño a un rival serio en defensa e incisivo en ataque. Raúl Meireles anotó el gol de la victoria. Salihovic fue expulsado a falta de quince minutos para el final.
Bosnia-Portugal (0-1)

Se esperaba un infierno y un partido eterno para Portugal, pero hemos asistido a encuentro tranquilo y dominado de principio a fin por los hombres de Carlos Queiroz.

Y es que, Bosnia no fue rival para el combinado luso. Los locales han desaprovechado una ocasión histórica para meterse en el Mundial. Llegaban al encuentro de vuelta esperanzados y con la moral alta tras la gran imagen mostrada en el estado La Luz.

Lo malo es que esas sensaciones no le sirvieron para nada ante su propio público. Salió nervioso el combinado de Miroslav Blazevic. No supieron inquietar a Portugal, ni tan siquiera se acercaron a la meta de Eduardo.

Los futbolistas lusos se sintieron superiores y empezaron a dominar con una claridad insultante. Parecía un partido de entrenamiento para ellos. Meireles tuvo la oportunidad más clara de la primera mitad. Corría el minuto 25 cuando el jugador del Oporto falló un mano a mano ante Hasagic.

Al descanso se llegó en medio del monólogo portugués. Blazevic se dio cuenta de ello y decidió hacer un cambio en el descanso. Medunjanin dejó su lugar a Muslimovic, aunque la historia no cambió. Bosnia seguía notando en exceso las bajas de Spahic, Rahimic y Muratovic, que vieron el encuentro desde la grada.

El dominio visitante se vio acentuado con el 0-1, obra de Raúl Meireles en el minuto 56. Pase de Nani y remate por bajo para situar a Portugal con pie y medio en Sudáfrica.

Ahí acabó todo. Bosnia necesitaba anotar tres goles en media hora. Misión imposible. Estuvo más cerca el 0-2 que el 1-1, pero Nani y Simao no aprovecharon sus oportunidades.

Lo peor para los locales es que, encima de ir perdiendo, se quedaban con diez tras la expulsión de Salihovic. Esa acción dio lugar a una lluvia de objetos por parte de la afición bosnia, lo que obligó al colegiado a parar el partido durante unos minutos.

Al final, sonrisas para unos y resignación para otros. Portugal cumplió con su obligación, mientras que su rival se quedó sin billete para viajar a Sudáfrica.

LA FICHA Y LAS CALIFICACIONES DEL PARTIDO

VOTA EL MÁS Y EL MENOS PINCHANDO AQUÍ