Real Madrid quiere renovar a Mariano Díaz, la sensación del Castilla de Zinedine Zidane

El pichichi de Segunda B acaba contrato en 2016. El club blanco descartó su renovación este verano, y ahora podría salir gratis este verano. Le quieren en Primera y la Premier


GOALPor Alberto Piñero | Madrid   Síguelo en Twitter


El Real Madrid Castilla es líder del Grupo II de la Segunda División B española tras celebrarse un cuarto de la competición. Después del decepcionante curso pasado, con Zinedine Zidane debutando en el banquillo del filial blanco, esta temporada el equipo madridista ha empezado a carburar desde la primera jornada del campeonato. Un equipo tan talentoso como joven, pero que está respondiendo muy bien ante muchos de los duros exámenes que está teniendo frente a sí en una categoría tan exigente como la Segunda B. Los datos lo dicen todo: diez partidos con siete victorias y apenas una única derrota, con dieciocho goles a favor y apenas ocho en contra. Irrefutables.

Buena parte de  ese mérito y de esos datos lo tiene Mariano Díaz, el delantero del Castilla, que es una de las sensaciones en el filial y en toda la categoría. No obstante, es el máximo goleador del equipo y del Grupo II, con siete goles. Y a su vez, de toda la categoría, empatado con Dalmau (Espanyol B). Pero lo más meritorio del ariete, representado por You First Sports, es que ha conseguido semejante cifra de goles en apenas 442 minutos disputados. Esto es, a una media de un tanto cada sesenta minutos: mejor que Cristiano Ronaldo, Neymar, Lionel Messi, etcétera, etcétera.

Delantero corpulento, de tremenda potencia, y con muchísimo gol, Mariano Díaz no partía como el delantero titular en el equipo de Zidane. Pero se ha ganado el puesto a base de goles, en una muestra de su perenne constancia, profesionalidad, humildad y fe en sus posibilidades. Esas cualidades siempre fueron su carta de presentación, y ahora le están valiendo el honor de ser el jugador revelación de la categoría. De hecho, en estas diez jornadas, Mariano no fue titular hasta el quinto encuentro, cuando ya le había dado al filial tres puntos con su doblete ante el Rayo Majadahonda (1-2). Y en esas segundas cinco jornadas hasta la actual, sólo volvió a ser titular en dos partidos más. Uno de ellos, el de este pasado sábado, cuando marcó un hat-trick decisivo ante el Socuéllamos (3-1). Sea como fuere, pese a ese originario rol secundario y seguramente gracias a su perseverancia, Mariano le ha dado al Castilla un total de nueve de los veintitrés puntos (40%), directamente con sus goles. 

Así las cosas, según ha podido saber Goal, el Real Madrid se está planteando ahora la renovación del delantero de Badalona pero de madre dominicana (internacional absoluto, de hecho), merced a su buen hacer en este inicio de campaña. De hecho, ya han iniciado los contactos para tratar su renovación. Sin embargo, la situación no es fácil ahora para el Real Madrid, después de que este mismo verano descartara su renovación pese a que sabía que entraba en el último año de su contrato. Mariano, que lleva cuatro temporadas completas en La Fábrica, ya tuvo serias opciones de salir el pasado verano a Primera o Segunda División, pero el club blanco abortó esas posibilidades porque contaba con él. Y ahora apenas le queda ya esta última temporada de contrato con el club blanco (acaba en 2016), con lo que a partir de esta Navidad es libre para negociar con cualquier otra entidad. Y el caso es que su magnífico papel y virtudes han atraído ya la atención de clubes no sólo de Primera y Segunda en España, sino incluso de la Premier League, según pudo saber Goal. 

Opciones que podrían ser mucho más atractivas para el goleador que el papel que juega en el filial blanco, pese al respeto y cariño que le tienen en el actual cuerpo técnico. Máxime, si finalmente el equipo de Zinedine Zidane no consiguiera el ansiado ascenso a Segunda al final de este curso. Así las cosas, sea como fuere, a sus 22 años y como Pichichi de la Segunda B española, a Mariano se le abre un horizonte esperanzador ante sí. Primero, por liderar el ascenso del Castilla a la división de plata desde la punta de ataque tras este fulgurante arranque personal. Pero también, por esa privilegiada posición de poder elegir ahora hacia dónde dirigir su futuro con tantos pretendientes alrededor, y el primero de todos, el Real Madrid. Sus goles bien que lo merecen, seguramente.