Kiko Femenía, ya en el Real Madrid Castilla, arremete contra el Barcelona

El ex jugador azulgrana se mostró muy feliz con su fichaje por el Real Madrid Castilla y aprovechó para sacar trapos sucios de su antiguo equipo

Kiko Femenía se convirtió ayer en jugador del Real Madrid Castilla y aprovechó su presentación para tocar algunos temas relacionados con su paso por el Barça B.

El jugador reconoció que el conjunto azulgrana le había “hundido anímicamente” y que quería volver a ser como antes de ingresar en la entidad culé: “Mi objetivo es ser el Kiko que era antes, antes de ir al Barça. Estos dos últimos años el Barça me ha hundido anímicamente. Me hundieron la moral porque venía jugando todo con el Hércules y me cambió todo”.

El alicantino se mostró muy feliz con su fichaje por el Real Madrid Castilla y aseguró que él ya sabía que el Barça no contaba con él incluso antes de la llegada del Tata Martino: “Antes de la llegada de Tata Martino mi representante ya me dijo que el Barça no me quería. Me lo dijo antes de hacer la pretemporada y luego me avisaron que fuera a hacer la pretemporada con ellos. Yo sabía que no me quedaría. Me costó mucho motivarme, pero yo lo intenté hacer bien para ayudar al equipo”, reconoció.

Además, Femenía admitió que en dos años no había recibido ninguna llamada del club: “La queja no es con Eusebio, es con el club. En tres años que he estado allí, no me ha llamado ni Zubi ni nadie, no me han preguntado si estaba bien. Pagando lo que han pagado por mí. En teoría iba a ser un jugador importante para el Barça. Y ningún día se han preocupado por mí”, dijo el jugador.

A pesar del mal recuerdo que se lleva del Barcelona Femenía, madridista desde pequeño, aseguró sentirse muy querido y estar en el sitio que debe: “Yo necesito cariño para funcionar. El Madrid lo está haciendo muy bien. Todo el día me acompañan y están conmigo. Alberto Toril se me vuelca conmigo, me llamó él personalmente, algo que el Barça no hizo. Me da más libertad y más confianza”, sentenció.