Entrevista EXCLUSIVA con Waldo Ponce (Segunda parte): El chileno reconoce su nula relación con Portugal

En esta segunda entrega, el chileno Waldo Ponce se refirió a su segunda experiencia en Europa con Racing de Santander. Escuadra en la que, nuevamente, no se aclimató en buena medida por la "poca comunicación" existente entre él y Miguel Ángel Portugal, anterior timonel del conjunto cántabro. Además, mencionó su breve paso por Argentina y comparó a su actual equipo Cruz Azul con la Universidad de Chile.

Por Mario Aguirre.- Follow adrianboullosa on Twitter

(...) La anecdótica estadía de Waldo Ponce, más parecida a unas vacaciones, en el conjunto cantabrense del Racing de Santander se limitó a dos partidos por mismo número de derrotas -2-0 y 6-1 frente a Villarreal y Real Madrid, respectivamente-. El mismo hombre que confió en él le volteó la espalda. El director técnico de ese entonces, Miguel Ángel Portugal, se basó en aproximadamente 180 minutos para juzgar su futuro inmediato.

Villarreal es un equipo sólido y jugando de local más aún, pero bueno son decisiones técnicas que uno tenía que acatar y que no las compartía, ya que me adapté muy rápido al futbol español. Me tocaron un par de partidos en los que todos tuvimos un mal día, no sólo yo. Pero cuando se pierde por goliza se les echa la bola (la culpa) a la defensa y al portero”, argumentó visiblemente enojado o mucha 'bronca' como suelen decir los sudamericanos.


Además, para mi mala fortuna jugué contra el mejor Real Madrid. Creo que ahora desde la derrota con el Barcelona (5-0 en el Nou Camp) les ha costado reponerse del bajón, pero a mi me tocó jugar contra el mejor Madrid y además en el mismísimo Santiago Bernabeú”, recordó con un semblante adusto.

Los malos resultados y un vestuario escindido entre el técnico y los jugadores potenció que la relación Ponce-Portugal se condenara al ostracismo mutuo. Poco importó que estuviese “en todo momento bien físicamente” pues el nulo 'feeling' originó “poca comunicación”. Circunstancia que para el oriundo de la Región de Valparaíso podría sonar como una “excusa” mas “son decisiones que pasan por terceras personas, yo era su tercera o cuarta opción detrás de (Marc) Torrejón y un brasilero (Henrique)”.


Pese a todo, no guarda rencor ni se arrepiente de su decisión. De hecho, si hubiese tenido la oportunidad de escoger otro club o liga habría elegido la misma en función de que nunca se impuso una meta de defender colores en específico. Eso sí, su “idea principal siempre fue jugar en Europa” e indistintamente de su mala suerte, si le hubieran dicho “'¿querés irte allá'?, sin duda aceptaría (...) cualquier jugador”. Parecía como si el tema se diese por cerrado cuando, de repente, el vómito verbal apareció: “la verdad es que siempre quise jugar en España y tuve la suerte de hacerlo, me quedo con una espinita clavada”.

Esa espinita reabrió una herida que no había cicatrizado del todo. Segunda oportunidad marrada de dos. La sangre goteaba por dentro y el dolor se reprimía a sí mismo. Es que cuando a Ponce lo lastiman, por el orificio vierte el azul. En las escuadras que mejor rindió, portan ese chroma en mayor o menor medida: la 'U', Vélez Sarsfield, Universidad Católica y en la actualidad Cruz Azul. Y a éstas acudió inmediatamente -en diferentes tiempos- de ser rechazado del otro lado del Atlántico.

De hecho, con los de Liniers conquistó el que ha sido hasta el momento su único título en treinta años de trayectoria. Logro con un sabor especial pues, cuenta, "en Argentina fue una linda experiencia por todo lo que se vive: el ambiente que lo rodea, la calidad y competitividad de los partidos, el nivel de juego pues el (equipo) chico le puede ganar al grande.

"También estando allá me cambiaron de posición donde yo no conocía mucho el puesto y me tuve que acostumbrar a eso. Pero siempre rescaté lo positivo, la mala suerte es que no pude demostrar mis cualidades y no pude jugar mucho así como en España. Lamentablemente después del año me tuve que volver, me hubiera gustado mostrarme más", agregó.

Cuando se proponía hablar de 'La Máquina', subióse las mangas de la camiseta. El reflejo del sol y la blancura de su piel transparentaron sus venas de color azul. En efecto, por sus venas corre ese tipo de sangre. Aunque no porque él sea de la antigua realeza de la Edad Media. En aquella etapa histórica se creía que el linaje de las familias se distinguía por su color de sangre. En realidad se debía a que, a diferencia de sus siervos, ellos no trabajaban en el campo, por lo que el Astro Rey rara vez los 'quemaba'.

Nada que ver con Ponce, un guerrero que labora incesantemente por las parcelas aunque el color de sus venas connotara algo diferente. De hecho, los 'cementeros' comparte el apodo y el pigmento de uno de sus amores, la 'Uchi'. Por ende, resulta inevitable no caer en la trillada comparación, tanto en historia como en infraestructura entre uno y otro.

En cuanto a la infraestructura como pocos, ¿eh? Yo creo que como ninguno. Cruz Azul acá hay de todo, uno no se puede quejar, también tiene muchos simpatizantes”. Justamente en ese aspecto él concibe que sí cabría un punto de semejanza: “se puede comparar con un equipo grande de Chile, con mi equipo favorito y del que soy hincha que es la 'U' y contra los que tuvimos la oportunidad de jugar hace poco (el 19/01/11 le metió gol de libre directo al 86')”.

Sin embargo, terminó por aceptar que en cuanto a infraestructura “no hay equipo parecido a lo que es Cruz Azul en Chile, pero sí a lo mejor por su gente con la 'U'”.

Aunque a decir de 'Waldini', esto no lo exime de buscar la trascendencia con el conjunto capitalino, que tiene la friolera de 13 años sin ser campeón, algo que no le quitó el sueño al andino pues “no hay presión, más bien compromiso”.

Compromiso que se dobla por tratarse de una institución que lo buscó en el pasado mercado de verano pero perdió el sprint final en detrimento de Racing de Santander. No obstante, más allá de que en el pasado su prioridad fuese Europa, ahora mismo se siente “comprometido y con ganas de poder cambiar un poco la historia durante su último año, y sí, por supuesto, a que obtenga el título”.


Real Madrid - Tottenham

1.40 € paga el triunfo madrista (William Hill)

4.20 € paga el empate en el Bernabéu (Mybet.com)

Si te registras en Mybet.com recibirás un bono de Bienvenida

Si te registras en William Hill recibirás 100 € de bienvenida

*Goal.com recomienda jugar con moderación a quienes así lo decidan.