thumbnail Hola,
Copa de Francia: Govou firma el doblete para el Lyon (1-0)

Copa de Francia: Govou firma el doblete para el Lyon (1-0)

El Olympique de Lyon se ha proclamado campeón de la Copa de Francia por primera vez desde 1973. Los lioneses, que suman su primer 'doblete', sufrieron ante el PSG y la final se tuvo que decidir en la prórroga con un gol de Govou a los 111 minutos. Un castigo excesivo para los parisinos, que perdonaron muchísimo a lo largo del partido.

José David López.-

PSG-Lyon (0-1)

Dos clásicos en busca de su ‘doblete’

Francia sí comparte con Inglaterra el gusto por hacer de su Copa nacional, un ejemplo de competición estrella, querida por todos y demandada por lo que supone. En años anteriores casi siempre se ‘colaba’ algún equipo menor pero en esta ocasión, la finalísima era inmejorable. Y es que dos de los grandes, por solera y grandeza social, se citaban con un imponente Saint Denis como telón de fondo. Un escenario atrayente para un choque que iba a dar el ‘doblete’ copero al PSG (que ya ganó la Copa de la Liga) o el ‘doblete’ a un Lyon que acaba de saborear las mieles de su séptimo campeonato liguero consecutivo.

En esa búsqueda, Le Guen apostaba por un equipo ofensivo pero muy aguerrido en medio campo, aunque con la mira atacante para el veterano Pauleta, un experto que se despedía esta noche. Perrin también sacó dos puntas (Benzema y Fred), acompañándoles de jugadores con llegada como Govou o Kallstrom.

Demasiado perdón parisino

Contrariamente a lo que se podía esperar, tras un arranque sin dueño y con acciones dispares en las cercanías, el PSG se hizo con el dominio. No tanto por su mejor organización ni control de la posesión, pero sí por impulsos, empujones y ambición de cara a la meta que ocupaba un Coupet que vivía su último partido como lionés.

Esa mayor iniciativa parisina se tradujo en un cabezazo al larguero de cámara tras saque de esquina o un centro de Rothen desde banda izquierda que se paseó por el área rival sin que nadie acertara a rematarla a la red. No contento con ello, Pauleta se sacó un remate potente tras un rechace que sólo Revelleire, ya en línea de gol, pudo cortar cuando todos cantaban el tanto. Esa tensión no terminó allí porque justo se alcanzaba el descanso, el propio Pauleta remachó en última instancia una jugada dividida. El luso ya lo celebraba por todo lo alto cuando el asistente decretó fuera de juego (ajustada).

El Lyon, que sólo se asomó al ataque en un disparo lejano de Benzema con su zurda, sufría el carisma de un rival con hambre pero que, quizás, había perdonado ya en demasía.

El excesivo castigo de Govou

Sin rasgos de poder superar esa versión trivial que mostraba el campeón liguero, el PSG siguió sus impulsos a base de un gran ejercicio físico que empezaba a tener consecuencias. Sin tanta presencia como en la primera mitad y con un partido que se endurecía con facilidad por momentos, los parisinos volvieron a perdonar en una triple oportunidad de locura.

Un balón al área lionesa que no encontró despeje, encontró un cabezazo de Camara a las manos (posibles) de Boumsong, posteriormente Yepes la cabeceó al larguero y, para terminar, de nuevo Camara la impulsó para que, de volea milagrosa, Kallstrom la mandara a córner. Sin embargo, tras ese esfuerzo y la posterior salida del campo de Pauleta (con el público a sus pies), sus impulsos decayeron y a base de faltas cercanas a la meta de Alonzo, el Lyon empezó a crecer.

Y al eterno campeón no le hace falta avisar, desde luego. Así, tras haber aguantado el chaparrón parisino y sufrir para mantener el empate, se llegó a la prórroga. Allí, un balón colgado que se ‘tragó’ Clement, habilitó a Govou que, desde muy cerca, golpeó con violencia a la red.

El PSG se vino abajo y el Lyon mantuvo la cordura para sumar su primer ‘doblete’ de la historia y levantar un trofeo copero que no lograba desde 1973 e iguala al Auxerre como únicos equipos en lograr tal honor en una misma campaña. Ahora…¿Quién cesa a Perrin?

Todo el fútbol francés en Goal.com