Real Madrid 6-0 Celta: Set en blanco para despedir al Bernabéu
Getty Images
Los blancos se despiden de su afición con una goleada espectacular. Doblete de Bale y golazo de Isco que aprietan para ser titulares en Kiev.

Último partido de la temporada en el Santiago Bernabéu en el que ni Real Madrid ni Celta se jugaban nada. A pesar de ello el equipo merengue dispuso de un once muy reconocible con el recuperado Isco y Achraf en el lateral derecho. En el Celta no jugó Iago Aspas, que esperó su turno en el banquillo para volver a los terrenos de juego después de su lesión.

El encuentro comenzó con dominio local aunque los blancos no crearan oportunidades de gol hasta el minuto 13. Le bastó para inaugurar el marcador al Madrid con Bale como finalizador. El galés recibió un gran pase de Modric al espacio y fusiló a Sergio para anotar el 1-0.

El Celta respondió rápido pero el gol anotado a la limón por Jozabed y Wass fue anulado por fuera de juego. El danés estaba en posición ilegal en una jugada muy confusa donde los vigueses también reclamaron penalti. El partido tenía ritmo y Bale estaba con chispa. El galés realizó una jugada espectacular a la media hora que finalizó en gol tras un autopase con túnel incluido. Los vigueses no habían digerido aún el 2-0 cuando recibieron el tercero. Isco marcó con un gran chut ajustado desde la frontal del área ante el que nada puedo hacer Sergio Sánchez. Al descanso se llegó con 3-0.

El artículo sigue a continuación

Unzúe dio entrada a Pablo Hernández por Boyé pero el Celta siguió sufriendo en defensa. El Real Madrid tardó solo 7 minutos en volver a marcar  tras una gran combinación entre Achraf y Benzema. El francés asistió al lateral que entró con velocidad y superó a Sergio con un remate mordido que no acertó a despejar el portero Sergio Sánchez. El cancerbero visitante se tuvo que emplear a fondo para despejar un buen cabezazo de Bale y otro remate con rosca del galés.

Zidane hizo cambio y dio entrada a Asensio, Mayoral y Lucas Vázquez. A falta de un cuarto de hora Marcelo y Asensio conectaron con una gran jugada que despejó de forma desafortunada Sergi Gómez. Su rechace acabó dentro de la portería para poner el 5-0 en el marcador. El sexto tardó pocos minutos en llegar después de un saque de banda rápido de Asensio que pilló al Celta despistado. Modric encontró a Mayoral, que controló y asistió a Kroos para que marcase el sexto a placer.

El Real Madrid se despide de su afición con goleada y buenas sensaciones antes del último partido ante el Villarreal y la deseada final de la Liga de Campeones en Kiev.

Comentarios ()