Portugal 1-0 Francia: Eder se disfraza de Cristiano Ronaldo
Gettyimages
El delantero del Lille dio a los lusos el primer título de su historia con un golazo en la prórroga y dejó a los galos sin su sueño

Portugal ha logrado este domingo el primer título de su historia. Tintes heróicos tuvo la victoria lusa jugando ante la anfitriona Francia y jugando casi todo el partido sin su estrella Cristiano Ronaldo, que cayó lesionado. A falta del jugador del Real Madrid, Eder fue el héroe.

Los de Deschamps salieron mejor, más intensos y menos nerviosos. Los lusos fallaban pases sencillos en zonas comprometidas y los galos lo aprovechaban de de la mano de Sissoko, que durante muchos minutos fue el mejor jugador de la final. Sin embargo, la primera en asustar fue Portugal de la mano de Nani que recibió un pase largo de Cedric dentro del área pero la mandó arriba.

Tras ese primer intento todo se torció para los pupilos de Fernando Santos. Todo su país se encomendaba a Cristiano Ronaldo pero el destino golpeó al jugador del Real Madrid cuando una entrada dura de Payet a su rodilla lo dejó sin final. La estrella lusa se marchaba entre lágrimas del Stade de France tras jugar algunos minutos cojo.

Sin su referencia, los lusos buscaban el más difícil todavía y se abonaron a sufrir. Rui Patricio y la seguridad de sus centrales los sostuvieron ante las acometidas de Griezmann y Sissoko. El delantero del Atlético la puso en la escuadra a cento de Payet pero el portero luso voló para sacarla, al igual que hizo con un disparo lejano del todavía centrocampista del Newcastle.

Tras el descanso, el partido se durmió un poco y Deschamps decidió tratar de agitarlo dando entrada a Coman por un Payet gris, que ha ido de más a menos en este torneo. El plan funcionó y el jugador del Bayern de Múnich pronto volvió a habilitar a Griezmann en una acción calcada a la de la primera parte pero tuvo el mismo desenlace.

Portugal sobrevivía con pocos recursos ofensivos. Quaresma y Nani no aparecían y Santos dio un paso adelante sacando del campo a un decepcionante Renato Sanches para dar entrada a Eder, un tanque que le bajara balones arriba. Como ocurrió con Coman, la sustitución tuvo efecto y el delantero hizo trabajar a Lloris combinando con Nani nada más salir.

Gignac, que había entrado también desde el banquillo, había soñado con ser el héroe francés. El delantero de Tigres sentó a Pepe y el portero portugués estaba ya vencido por primera vez en la noche pero se encontró con la madera. El tiempo extra era ya sí una realidad.

Eder ya había avisado nada más salir y en la segunda parte de la prórroga no perdonó. Umtiti le dio demasiados metros y el delantero se sacó un zapatazo que acabó en las mallas y dio a Portugal su primer título.

Comentarios ()