España cumple el trámite pero sólo mejora la pegada a medias en Malta
Getty Images
El doblete de Morata fue la buena noticia en una Selección a la que le volvió a faltar clarividencia ante uno de los equipos más débiles de Europa.

España se impuso a Malta en la segunda jornada y ya es líder del grupo F de la clasificación para la Eurocopa de 2020. Sin embargo, La Roja volvió a evidenciar problemas de pegada y sólo pudo ganar por 0-2 a uno de los equipos más débiles del continente.

La falta de pegada volvió a ser uno de los problemas de La Roja, que tuvo muchos problemas para desbordar al ordenadísimo y disciplinado sistema defensivo local. España remató 20 veces y sóló marcó dos tantos, aunque la buena noticia fue que la victoria llegó tras un doblete de Morata, que se reencontró con el gol en el combinado nacional más de 500 días después.

El madrileño hizo el 0-1 pasada la media hora de partido tras una buena acción personal y una mejor definición ante Bonello pero España generó suficientes ocasiones para irse goleando al descanso pero, como ocurrió ante Noruega, la candidez en los últimos metros le penalizó. El problema en los últimos metros persitió a pesar de que Luis Enrique, ausente en el banquillo, por motivos familiares confeccionó una revolución en el once hasta ocho cambios

En la segunda parte, a España ya se le había hecho bola el partido y le costó aún más que el partido no cayera en un exceso de horizontalidad en el juego. La salida de Navas abrió una vía de desborde y el extremo de Los Palacios tardó poco en servir un centro de gol, un auténtico caramelo, para que Morata culminara su doblete. Sin incertidumbre ya en el resultado, La Roja pudo aumentar la renta pero Bonello sacó un potente pero centrado disparo Ramos y Canales sólo rozó el 0-3 con un disparo que lamió el palo.

Comentarios ()