México golea y le traspasa los fantasmas a Chile
220319 México Chile Andrés Guardado Charles Aránguiz
Selección Nacional de México
El Tri se sacudió de su pasado reciente contra La Roja, que suma problemas a meses de ir a Brasil por el defender el bicampeonato de América.

Raúl Jiménez la estrelló en el palo pero la jugaba ya había sido detenida. Así que Guardado cortó a Aránguiz y el Príncipe encontró la cabeza de Arturo Vidal en el lanzamiento libre, pero Memo Ochoa sacó los primeros aplausos de la noche en San Diego. El arquero que juega en el fútbol belga voló para confirmar un córner, con sus dos manos. Estuvo impecable, fue su única contención.

Iban quince minutos. Las ideas fluían y se sucedían. Ochoa salió de líbero y en el mano a mano se impuso a Nico Castillo, que al rato lamentó el globo que le desvió Héctor Moreno. En la contra, Raúl solo apuntaba la escuadra desde fuera del área. Gerardo Martino lo quería ganar cómo fuere, y su capitán Andrés Guardado construía al tiempo de que Raúl, una vez más, intentaba desde cualquier ángulo, ahora haciendo trabajo de banda y con un Rodolfo Pizarro a un peinado de conectar el centro. Hasta que en el último tercio del primer lapso el juego ofensivo entró en un pozo y apenas se puede consignar una mediavuelta imprecisa de Iván Morales que metió en zona de gol Mauricio Isla. Un partido molero hasta que Ted Unkel los mandó a todos a descansar sin segundos añadidos.

"Son los periodistas los que quieren meter a Marcelo Díaz"

El artículo sigue a continuación

La reposición trajo consigo un servicio de Eugenio Mena que rebotó en Moreno y que Vidal mandó a las nubes, justo antes del palo de Raúl, que sobrepasó la marca de Isla y el descuido de Medel para dejar parado a Gabriel Arias. Y Pablo Hernández nunca soltó a Carlos Salcedo: en su enésima ocasión, Raúl tuvo sangre fría desde los doce pasos, engañó al arquero de Racing y celebró junto al resto del Tri, que mantuvo cuatro titulares del último enfrentamiento entre ambos.

¿Y los goles, Roja?

Esos festejos continuaron con un remate desde la esquina de Guardado que peinó a gol Moreno y, en un abrir y cerrar de ojos, con el tiro alto de Hirving Lozano ante el desconcierto de una zaga que recurría a Vidal para desactivar el peligro de otro centro de Lozano un par de instantes más tarde. En la diana del hombre de PSV fallaron feo Guillermo Maripán y Erick Pulgar. Entonces Mena e Isla pisaron línea de fondo, el Keno la inició y el Rey se aprovechó del pique del Huaso para que Castillo anulara la resistencia de Ochoa, sesenta segundos antes de probar para el segundo descuento, pero desde más lejos y con mucha menos dirección.

El resumen completo

Reinaldo Rueda entendió en los 72 que la faena de Morales era ingrata y decidió innovar con el regreso de Gonzalo Jara, a la vez que refrescó la izquierda con Óscar Opazo -que completó su segunda presentación consecutiva cambiado de extremo- y sumó a Felipe Mora a pelear con los centrales que escogió el Tata. Chile no llegó nunca más, México se impuso con autoridad. ¿El 7-0? De los libros de historia.

Rodolfo Pizarro México Gerardo Martino México México Hirving Lozano

Comentarios ()