Andrés Felipe Andrade salvó a Atlético Nacional del desastre bogotano
Santa Fe Atlético Nacional Liga Betplay 2020
Atlético Nacional
En un partido del Verde para el olvido, el caleño fue la figura y con un doblete le evitó la derrota.

Jugadas ocho fechas del campeonato colombiano y luego de un mercado de fichajes con pocos nombres importantes pero varios regresos estelares desde el exterior, ‘El Rifle’ Andrade se consolida no solo como el hombre más influyente de Atlético Nacional, sino también de la Liga.

Ante Santa Fe, en un partido mediocre y muy mal jugado por los Verdolagas, viéndose superado por los locales, Andrade fue el jugador diferente y que entendió lo que se estaba jugando en El Campín y con un doblete salvó a los antioqueños -y a Juan Carlos Osorio- de una penosa derrota ante un rival que tenía 10 hombres en cancha desde en buena parte del segundo tiempo.

Y es que Nacional, salvo el mencionado, fue deslucido en líneas generales. Pecó bastante en su defensa, la cual se sabe que casi siempre quedará expuesta ante el ataque adversario por la iniciativa propia del técnico, pero que en El Campín ni siquiera se vio ordenada ni precisa para contrarrestar el juego a un toque de los Cardenales. Después, cuando no fue la defensa la errática, fue José Fernando Cuadrado siendo incapaz de contener un tiro libre de Sambuenza que le daba el 1-1 parcial a los de Rivera.

En ataque tampoco hubo una buena noche, pues Jarlan y Candelo aflojaron en rendimiento, al punto que el samario fue sustituído para el inicio del segundo tiempo y que la jugada del primer gol de la noche, si bien fue pase de Barrera para Andrade, fue una jugada individual notable del caleño para vencer a la defensa y a Castellanos. Nada cambió con los ingresos de Arango y González, pese a que el andar del equipo mejoró un par de puntos.

Cuando todo estaba dado para la justa victoria local, que de paso le entregaba el liderato del torneo, apareció de nuevo el ‘Rifle’ para sentenciar el empate con categoría, al cobro de una penal sobre Arango. Nacional se libró y por muy poco, de una derrota dolorosa y vergonzosa en Bogotá, dejando una pálida imagen con el agravante que ya son varios los partidos que concluyen con la misma sensación.

Vendrá otra semana larga de trabajo para que Osorio enfatice el trabajo en defensa, recupere la confianza de los hombres de arriba que han mostrado otro juego más elaborado en partidos anteriores y ante todo, para que se replantee la titularidad de Cuadrado, un arquero que en su paso por Nacional ha dejado más dudas, desaciertos, críticas y goles tontos más que aplausos, más aún cuando en la banca está un hombre de selección Colombia como Aldair Quintana.

Comentarios ()