Gran triunfo de River ante Guaraní en la ida de octavos
NORBERTO DUARTE/AFP/Getty Images
El Millonario venció 2-0 al conjunto paraguayo con un gol de Scocco y, con un empate y hasta con una derrota en la vuelta, logrará pasar a cuartos.

Guaraní recibía al River por el partido de ida de octavos de final de la Copa Libertadores en medio de declaraciones cruzadas de dirigentes de ambos equipos, tras los casos de doping positivo en el Millonario y algunas acusaciones por parte de directivos del local. Un clima tenso para un partido que podía dejar a uno de los dos conjuntos con un pie afuera del certamen sudamericano.  

Sin Maidana, lesionado, y con Martínez Quarta suspendido, Marcelo Gallardo mandó a la cancha a una zaga central de estreno: Javier Pinola, que debutó en el equipo de Núñez, junto a Luciano Lollo. Además, el Muñeco hizo debutar a Nacho Sccoco, otro recién llegado, en lugar de Sebastián Driussi que emigró al fútbol europeo.

Con estos cambios importantes, River comenzó dominando el partido en el Defensores del Chaco. El Millo avisó en apenas 17 minutos con un gran centro de Casco que no pudo desviar Scocco y jugó la primera mitad del primer tiempo en campo rival.

Sin embargo, Guaraní supo pararse bien en la cancha y, gracias a un buena presión en la salida del conjunto argentino, logró poner en aprietos a Augusto Batalla y a la flamante defensa. Por suerte para el visitante, el arquero respondió bien las dos veces que el Aborigen llegó con claridad y el encuentro se mantuvo 0-0 hasta que, a los 36 minutos, Scocco se animó a hacerse cargo de un tiro libre en su primer partido en River y, tras un desvío en la barrera, festejó su debut en la red con la banda.

El artículo sigue a continuación

El segundo tiempo fue muy disputado, sin un protagonista que impusiera su juego pero con una clara intención de Guaraní de buscar el empate. River se replegó con el correr de los minutos y aunque pudo aguantar el resultado, lo sufrió.

A los 19', tras una gran habilitación para García, Batalla salvó nuevamente al Millo  -esta vez con el pie- y Nacho Fernández, a los 35, le arrebató el grito al local salvando sobre la línea. Y esta salvada le renovó la energía al conjunto de Gallardo que, a dos minutos del final, consiguió el 2-0 gracias a un cabezazo de Larrondo tras un centro del Pity Martínez.

El 2-0 en Paraguay le da cierta tranquilidad a River para el partido de vuelta ya que, con un empate y hasta con una derrota se clasificará a cuartos de final.

Comentarios ()