El Real Madrid deja vivo a un Barcelona sin Messi (1-1)
GETTY IMAGES
El equipo blanco se adelantó a los cinco minutos con gol de Lucas Vázquez. Malcom equilibró el partido frente a Marcelo. El '10' sólo jugó 30 minutos

Real Madrid y Barcelona cerraron el partido de ida de la semifinal de Copa del Rey con un empate 1-1 que dejó insatisfechos a los dos equipos. Especialmente, al Real Madrid. Y es que en la primera parte pudo haber matado la eliminatoria después de adelantarse a los cinco minutos de partido con un gol de Lucas Vázquez. La alta presión y la conexión Vinicius-Benzema hizo estragos a un Barcelona desbordado durante casi toda la primera parte. Es más, el descarado jugador brasileño tuvo dos manos a mano antes del cuarto de hora que pudieron haber roto por completo la eliminatoria. 

El equipo culé, gracias a un Malcom desatado frente a Marcelo en la banda diestra, fue equilibrando el partido poco a poco con sus galopadas hasta darle la segunda parte casi al completo. De hecho, fue el propio extremo brasileño quien se llevó el premio del gol de la igualada tras una jugada extraña al aprovechar un rechazo con Keylor Navas fuera de palos y Sergio Ramos dejando pasar el balón que fue al fondo de las mallas.

El gol, así como la lesión de Marcos Llorente, la salida de Vinicius del campo y la entrada de Lionel Messi, terminaron de darle todavía más control del balón al Barcelona. Infructuoso, eso sí. En los últimos diez minutos, el Real Madrid se estiró y Gareth Bale tuvo una ocasión franca que cayó en saco roto. No hubo más goles. La eliminatoria queda abierta para un partido de vuelta en el Santiago Bernabéu que se presenta vertiginoso.

Comentarios ()