Barcelona 2-2 Real Madrid: Un Clásico es un Clásico
Getty
El campeón se mantiene invicto y resiste ante un gran Real Madrid. Los culés jugaron con diez toda la segunda parte tras la expulsión de Sergi Roberto

El Clásico menos decisivo no tuvo pasillo pero dejó un espectacular duelo lleno de buen fútbol y polémica. Zidane no reservó a Varane o Modric y salió de entrada con la BBC en ataque. Valverde también puso a los mejores incluyendo a Iniesta como titular en el último Barça-Madrid de su carrera.

Nada más comenzar Messi conectó con Suárez pero Varane rechazó el disparo del uruguayo a córner. Cristiano inquietó a Ter Stegen con un disparo centrado pero el Barça se adelantó tras una rápida transición a los nueve minutos. Suárez abrió a la banda derecha y finalizó de volea un gran centro de Sergi Roberto por la derecha.

El Madrid reaccionó rápido y realizó una gran combinación en ataque para empatar el partido. Cristiano taconeó a Kroos que centró al segundo palo para encontrar a Benzema. La dejada del francés la finalizó Ronaldo bajo palos, que se hizo daño en el tobillo al entrar junto al balón en la portería.

Ronaldo se fue recuperando y continuó sobre el césped para seguir creando peligro. A partir del ahí llegaron los mejores minutos del Real Madrid, que con Kroos al mando con un Benzema muy activo se hizo dueño del partido. Cristiano perdonó el segundo en dos ocasiones. Primero se topó con Ter Stegen en un remate forzado y después conectó un zurdazo que salió rozando el palo.

En el Barça Suárez desquiciaba a los defensas blancos, provocando las 3 tarjetas de la zaga merengue. El uruguayo inició un serie de tánganas que acabaron en el descuento de la primera parte con Sergi Roberto expulsado por agresión a Marcelo. El lateral soltó la mano y golpeó al brasileño en el rostro.

El artículo sigue a continuación

El descanso nos dejó cambios. Asensio sustituyó al tocado Cristiano mientras que Semedo entró por Coutinho. Con un hombre más el Madrid comenzó dominando aunque el Barcelona volvería a marcar con polémica. Messi finalizó en el minuto 52 con maestría un dos para dos que comenzó con una clara falta de Suárez a Varane.

El gol agitó a Messi y al Barça, que estuvo cerca de marcar el tercero con varias llegadas peligrosas de Paulinho, que entró por el ovacionado Iniesta. Los merengues no se hicieron con el control del partido y el Barça, con uno menos esperaba su oportunidad a la contra. Messi estuvo a punto de volver a marcar pero su disparo cruzado en lo desvío Keylor con una gran parada en el mano a mano. Poco después llegó el empate del Madrid con un zurdazo ajustado de Bale que batió a Ter Stegen. El Madrid fue a por la victoria y pudo desnivelar el marcador tras un claro penalti de Alba sobre Marcelo que no señaló Hernández Hernández.

Messi rozó el tercer gol con un disparo que rozó el poste y otro paradón de Keylor al argentino. El Real Madrid trató de llevarse la victoria pero el Barça resistió hasta el final para mantenerse invicto en la Liga.

Comentarios ()