La deuda sigue siendo en casa: cuatro puntos de nueve posibles para Atlético Nacional
Andrés Andrade Atlético Nacional - Deportivo Cali Liga 2020-I
Sergio Rivera/Goal
Deportivo Cali apretó al Verde y le sacó un punto en una plaza que ya no intimida.

Ante su gente, Atlético Nacional sigue sufriendo y dejando ir puntos de oro. Primero ante Jaguares y esta vez ante un Deportivo Cali frentero, que plantó cara y tuvo por lo menos tres opciones claras de llevarse un botín mayor de no ser por Cuadrado y dos veces el vertical derecho.

La rotación de Osorio volvió a decir presente para dejar a varios referentes afuera, aunque ahora el equipo fue más equilibrado en todas sus líneas en cuanto a los nombres. No así en el esquema, con un 4-5-1 "mentiroso" que terminaba siendo un 3 en defensa cuando se atacaba corriendo el riesgo conocido y bien explotado por el Azucarero.

El autogol de Perea para el 1-2 parcial, cerrando la primera parte, fue un golpe del que Nacional tardó mucho tiempo en reponerse. El fútbol ofensivo de vio más por chispazos que por ser una constante y de nuevo la ansiedad por el marcador jugó en contra de los nervios de varios jugadores. Pases fallidos, faltas innecesarias y una búsqueda desesperada por los goles que derivaron en no poder ejecutar mejor las ideas.

Ya son dos fechas sin victorias en casa, un saldo imperdonable para cualquier equipo de las aspiraciones como Nacional: clasificarse a los playoffs, con solvencia, por anticipado y mirando a todos desde arriba. Como imperdonable también la actuación arbitral, aunque será una tibia excusa en la era de las "Cero excusas".

El calendario se aprieta y la necesidad por ganar va de la mano, tanto como la obligación por darle a la gente mejores resultados. Huracán primero y los dos clásicos ante Medellín después, las oportunidades perfectas para lograrlo y dejar atrás la pesadez de Jaguares y Cali.

 

Comentarios ()