Timotheé Kolodziejczak, el central desconcentrado en el campo

Comentarios()
Getty Images
Sus condiciones futbolísticas lo llevaron a ser una de las joyas más importantes de todo el planeta.

Su próxima llegada a México está en medio del abismo; su nombre no deja de leerse en todos los portales ni de escucharse en los noticieros. Timotheé Kolodziejczak, nuevo jugador de Tigres, ha acaparado el mercado debido a las cualidades futbolísticas que poseé. 

Si bien es cierto que la calidad de su forma de juego es una de sus grandes fortalezas, también es real que no es algo que sorprenda, pues en el viejo continente tienen claro cómo se desempeña el central francés, quien fue parte del Sevilla en 2014.

Llegó para sustituir a Fazio y fue una apuesta personal de Monchi, Director Deportivo, porque en el Nice jugaba de lateral, pero en España lo convirtieron en central debido a las condiciones que miraban en él. Rápido y con mucha calidad, pero pronto se fue descubriendo una de sus grandes debilidades: la desconcentración.

En el primer año fue de menos a más y acabó siendo titular en la final de la Europa League contra el Dnipro, debido a la lesión de Pareja. En aquella final jugó bien; en la segunda temporada mejoró aún más y jugó de titular muchos partidos como central, donde se evidenció su debilidad. Es un chico que mínimo un error te deja cada partido y, además, genera problemas graves al momento de fallar; sus compañeros defensivos tienen que apoyarlo en constantes ocasiones. De ellos, la mayoría de las veces, depende el que no caiga gol en contra, tal y como sucedió en el Sevilla, donde estaba muy integrado con sus compañeros franceses: Tremoulinas, N’Zonzi, Rami, Gameiro.

En el verano de 2016 se esperaba que fuera un jugador importante para Sampaoli, que además valoraba a un jugador polivalente como él que pudiera jugar de central y lateral, pero ocurrió todo lo contrario: Llegó a la pretemporada algo pasado de peso y en la Supercopa de Europa, contra el Real Madrid, lo expulsaron en la prórroga y el Sevilla acabó perdiendo el partido. En la liga sólo jugó tres partidos de titular.

Pero eso no fue impedimento para que permaneciera en el Sevilla, donde Sampaoli no termino de darle su confianza, misma que se transformó con el paso de los meses. Sin embargo, fue el mismo Kolo quien decidió dar un paso al costado y emigrar a Alemania, argumentando que "necesitaba cambiar de aires".

En su paso por España dejó un aprendizaje claro: Timotheé Kolodziejczak tiene buenas cualidades futbolísticas que en la mayoría de las ocasiones, resultan contrarrestadas por su falta de concentración durante los juegos. Cabeza fresca y futbol en cancha, lo que necesitará trabajar Ricardo Ferretti con su nuevo central.

 

Cerrar