Sin Gago, ¿ni Barrios? ¿Cómo rearma el mediocampo Guillermo?

Última actualización
Comentarios()
Aunque el colombiano no está descartado para el domingo, el Mellizo evalúa cómo reestructurar al equipo. ¿Jara de volante? ¿Cambio de esquema?

Quién podría pensar que, a pesar de mantener el puntaje ideal, de ser el único puntero del campeonato y de lograr el mejor arranque de la historia del club, octubre se convertiría en el peor mes para Boca. Como si la ruptura de los ligamentos de la rodilla de Fernando Gago en la Selección argentina no fuera poco, Wilmar Barrios recibió un pelotazo en la mano -con el partido ya definido- que en un principio no revestía gravedad, pero que se terminó transformando en una lesión que necesitó de una operación.

El colombiano pasó por el quirófano el pasado miércoles para sanar de la mejor manera la fractura que sufrió en el tercer metacarpiano de su mano izquierda y podría llegar a tener poco más de un mes de recuperación. Así, si bien lo prueban para ver si llegará a enfrentar a Belgrano, además habrá que esperar para ver cómo responde y si llega al Superclásico. "El temor es que se empeore ante algún choque o una caída. Soy optimista y espero poder jugar con River", manifestó el volante. 

Y es que sin Pintita, su mejor creador de juego, también tendrá que suplantar al motor del equipo en defensa. El ingreso de Barrios no sólo mejoró a la línea del medio, sino que potenció a los del fondo y, ahora, el Mellizo tendrá que pensar seriamente cómo lo reemplaza, ya que no tiene demasiadas variantes. Sus opciones son tres: enrocar con Leo Jara al medio y con Gino Peruzzi a la banda derecha, cambiar de sistema o utilizar a algún juvenil.

La primera opción es la que probó el DT en el amistoso ante Ferro. "Vamos a practicar con Jara en el medio de doble cinco junto a Nández", contó Guillermo. Al ex-Estudiantes ya lo ha usado en ese sector del campo de juego en alguna ocasión -de hecho, iba a ser titular en la vuelta ante Independiente del Valle, por la Copa Libertadores 2016- y le daría la oportunidad de no tener que tocar tanto en los demás sectores, además de poder mantener la formación, aunque el estilo podría volverse algo más defensivo. Los de Caballito ganaron 1-0 en una prueba que no terminó de convencer.

Boca 4-3-3 PS

"Gago es un jugador irremplazable, y van a haber cambios seguramente en la forma de juego", explicó el Melli. El 4-3-3 es intocable para el entrenador, pero tampoco sería la primera vez que, por fuerza mayor, debiera modificarlo. El 4-2-3-1, con Pablo Pérez -o Jara, si el ex-Newell's no juega por la situación de su padre- y Nahitan Nández en el centro de la cancha y una línea más adelantada con Pavón, Cardona y Espinoza es la posibilidad que mejor se perfila. El cuerpo técnico, además, ya se veía tentado de poner al '10' unos metros más atrás ante la ausencia de Gago y, contra el Pirata en La Bombonera, sería una buena prueba de cara al choque con el Millonario del fin de semana siguiente.

El artículo sigue a continuación

Boca 4-2-3-1 PS

Por último, Julián Chicco, Gonzalo Lamardo y Gonzalo Maroni esperan por una chance . También Agustín Bouzat, que podría entrar en ese esquema, aunque con una clara vocación mucho más ofensiva que de compromiso con la creación. 

Dentro de todo lo malo, a Guillermo le queda una semana para trabajar en cómo rearmar el mediocampo, con la cabeza puesta en Belgrano, al menos hasta saber si podrá contar con Barrios el 5 de noviembre, cuando tenga que visitar el Monumental: "Las dudas respecto a su lesión se resolverán la semana que viene". Momento de pruebas.

Próximo artículo:
Cese de Mohamed impidió la llegada de Hugo González al Celta
Próximo artículo:
Se definió el primer descenso en el fútbol paraguayo
Próximo artículo:
Quiénes son los equipos mexicanos que más canteranos han mandado a Europa
Próximo artículo:
Castillo es la gran ausencia de Guabirá para enfrentar a Bolívar
Próximo artículo:
Qué posiciones debe reforzar América de Cali de cara a 2019
Cerrar