Se cumplen diez años del Iniestazo de Stamford Bridge

Comentarios()
El Barça se metió en la final de la Champions gracias a uno de los goles más míticos de la competición, un derechazo imparable al final del partido

Una década ha pasado de uno de los momentos más intensos de la historia del barcelonismo. En las cinco Champions que ha ganado el club hay dos goles que se recuerdan por encima de los demás. El de Koeman, por supuesto, porque fue el que abrió el camino. Después, justo por debajo, un gol en semifinales que insufló vida a un equipo que creía que se volvía a quedar a las puertas: el iniestazo

Andrés Iniesta, especialista en goles célebres, recordaba en sus redes sociales aquel momento que también marcó su carrera. Son los últimos minutos de la eliminatoria y el Barcelona está eliminado, Messi coge el balón dentro del área, pero el equipo inglés tiene dispuesta la defensa para no dejar pasar a nadie. El argentino encuentra a Iniesta en la corona del área y este, de primeras, con un derechazo tremendo, la manda a la escuadra, imparable para el portero Peter Cech, que estaba haciendo un partido fantástico. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

10 años después, sin palabras. Qué momento!!! 🔴🔵 10 years after, without words. What a moment!!! 🔴🔵

El artículo sigue a continuación

Una publicación compartida de Andres Iniesta (@andresiniesta8) el

Aquel gol del año 2009 llevaría al Barcelona a la final y que posteriormente terminaría dando al club su tercera Champions. Es también un momento clave para Iniesta, que ya era un jugador importante por aquel entonces, pero que encontró todavía más confianza  tras una jugada que quedó grabada para todos los aficionados al fútbol. 

Tanto el tremendo gol como la celebración, que define al futbolista también en su otro gran gol, el de la final del Mundial 2010. En ambos casos la felicidad es plena, se va hacia al córner y se quita la camiseta. Esa noche tan llena de emociones el Barcelona se metió en la final de Roma, que ganaría al Manchester United. Sin ese gol no hubiese existido un triplete y la mejor temporada de la historia del club no hubiese sido redonda. Cerca estuvo el Chelsa, pero por allí apareció Iniesta para remediarlo. 

Cerrar