Odegaard, entre la Real Sociedad y el Bayer Leverkusen

Comentarios()
Getty Images
El jugador noruego saldrá cedido del Real Madrid y su próximo destino pasa por Anoeta o Alemania.

Martin Odegaard parecía resignado. En realidad lo tenía claro: iba a ser complicado quedarse en el Real Madrid la próxima temporada, a pesar del buen rendimiento que había ofrecido en el Vitesse de Holanda, donde jugó cedido por el conjunto merengue la campaña pasada. Volverá a ser prestado por los españoles, aunque su destino no está confirmado y sólo parece tener dos opciones: la Real Sociedad o el Bayer Leverkusen.

"Los comentarios es que en el Real Madrid están muy contentos conmigo, pero es difícil jugar allí y probablemente también lo sea la próxima temporada", había señalado el jugador en declaraciones para VG. Ese "probablemente" ya no pasa por una probabilidad sino por una realidad: o jugará en LaLiga, pero no en el Santiago Bernabéu sino en Anoeta, o se mudará a Alemania para reforzar al conjunto rojinegro en la Bundesliga.

El jueves, Odegaard fue visto en el aeropuerto de Leverkusen y la prensa alemana publicó que su llegada a aquella ciudad tenía que ver con una visita al que podría ser su próximo equipo, el Bayer. Un día después, algunos medios españoles publicaron que el mediocampista se trasladó a Doností para visitar las instalaciones de la Real Sociedad, la otra entidad con posibilidades de hacerse con sus servicios, aunque sólo fuera en calidad de cedido. Así las cosas, se espera que el entorno del jugador y el propio Odegaard tomen una decisión en los próximos días.

El Real Madrid, según ha podido saber Goal, no quiere vender al talentoso jugador de 20 años, pese a que no entrará en los planes de Zinedine Zidane de cara a la campaña 2019/20. El club cuenta con él porque es joven, porque lo está haciendo muy bien y porque quieren que siga progresando. De hecho, hay que recordar que, hace algunas semanas, trascendió el supuesto interés del Ajax de Amsterdam, que habría intentado conseguir su fichaje por 20 millones de euros. Sin embargo, desde Concha Espina no habrían aceptado siquiera sentarse a negociar la salida de Odegaard porque siguen confiando en el crecimiento del noruego.

Cerrar