Noticias En vivo
Boca Juniors

¿Rossi, Javi García o Roffo? Quién se queda con el arco de Boca si se va Andrada

9:10 GMT-6 29/10/20
Agustin Rossi Boca Colon Superliga Fecha 7
Tras la lesión de Andrada, el ex-Lanús volverá a ponerse bajo los tres palos del Xeneize, justo ante el Granate.

Cuando Esteban Andrada llegó a Boca en 2018, resolvió un problema que tenía el equipo desde hacía una década: la seguridad bajo los tres palos. Y es que si bien pasaron varios nombres importantes, ninguno pudo aportar constancia desde que Roberto Abbondanzieri dejó el club en 2009. Esto, sin embargo, genera en el Xeneize un sentimiento contradictorio: por un lado, la tranquilidad de tener una fija en el puesto, pero, por el otro, la incertidumbre de que se pueda ir en cualquier momento

Mercado de pases de Boca: rumores de bajas para 2020

Aunque todo indica que seguiría al menos hasta fin de año, los rumores sobre una posible oferta proveniente de Italia empezaron a surgir. El futuro de Sabandija es un gran signo de pregunta y, por eso, el Consejo de Fútbol mira cada vez más de cerca a los que están atrás del '1'. Agustín Rossi y Manuel Roffo  eran las dos alternativas que tenía Russo en el plantel cuando se retomaron los entrenamientos, ambos realidades bien distintas: uno juega en Primera desde hace un lustro, mientras que el juvenil formado en las inferiores de la institución todavía no tuvo oportunidades de debutar. Es decir: uno puede esperar un poco más, pero el otro no tanto .

Rossi ya tuvo su experiencia en el arco azul y oro, pero a pesar de que los números lo respaldaban, siempre fue cuestionado por su rendimiento. Por eso, luego de perder ante River en la final de la Libertadores en Madrid, fue uno de los primeros en exiliarse. Tras un breve paso por Antofagasta, regresó al país para ponerse el buzo de Lanús, donde recuperó la confianza. Allí, solo recibió 22 goles en 20 partidos y el Grana quiso retenerlo, pero con la salida de Marcos Díaz, Riquelme y Russo lo repatriaron y comenzó los entrenamientos con el resto del plantel. Lo que no singifica, claro, que continúe mucho tiempo más.

"Por ahora está en Boca, está entrenando normalmente con todo el grupo y esperando la posibilidad de que, en el caso de que se venda a Andrada, Agustín quede confirmado en Boca", aseguró su representante, Miguel González, en declaraciones a Fox Sports, y agregó: "Si no, trataremos de buscar una alternativa para que siga atajando, porque su idea es tener continuidad".

Con 24 años, lo que más necesita Rossi es continuidad. Y con Andrada adelante ganarle el puesto -o tener oportunidades- parece una misión imposible. Salvo que Andrada quede marginado por lesión, como ocurrió en la ida de la final de la Copa Libertadores 2018 y nuevamente ahora, antes del debut en la Copa Liga Profesional.  

¿Y Rossi? Montpellier y Udinese mostraron interés, lo que significa que en Europa ya conocen su nombre y podría intentar insertarse en el mercado sin la necesidad de resignar un lugar de privilegio en La Ribera. También estuvo en los planes de Independiente, que finalmente contrató a Sebastián Sosa

JAVI GARCÍA, UN VIEJO CONOCIDO 

Ante este panorama de incertidumbre, Riquelme se movió rápido y acordó la llegada de su amigo personal Javier García, quien había quedado libre de Racing y rápidamente arregló un contrato con Boca hasta diciembre de 2022. Surgido de las Inferiores del club, el arquero estuvo en el plantel principal entre 2008 y 2011 y nunca terminó de mostrar todo lo que se esperaba de él en su época de juveniles, donde parecía llamado a ser el dueño del arco por mucho tiempo. Con 33 años, Javi regresa al club más maduro, pero sin los pergaminos necesarios para ser el dueño indiscutido del arco: durante su paso por la Academia disputó apenas 14 partidos en tres años.

¿Y si no? Roffo espera por alguna posibilidad,  tras mostrar un muy buen nivel en Inferiores y en la Selección Sub 20. Sin embargo, todos concuerdan en que todavía es muy joven para tomar tanta responsabilidad y hasta no ven con malos ojos que pase a préstamo a algún otro club para sumar minutos debajo de un arco menos pesado que el Xeneize.

Mientras siga Andrada, el banco de Boca espera. Pero no podrá hacerlo por siempre.