Noticias En vivo
Superliga

Racing o Defensa y Justicia: la Superliga se define entre dos equipos que juegan a (casi) lo mismo

9:07 GMT-6 31/03/19
Eduardo Coudet Sebastian Beccacece Racing Defensa y Justicia Superliga 2019
La Academia y el Halcón se disputan el título con ideas de juego muy similares: presión, posesión y dinámica. ¿La gran diferencia? Cuándo convierten.

La falacia que asegura que "el mejor es el que gana" se ha extendido a lo largo de muchísimos años por un sector poderoso del mundo futbolístico, por más que haya sobradas muestras que prueban lo contrario. Sin embargo, en el deporte que más le escapa a la lógica y los silogismos categóricos, hay ocasiones en las que esa premisa se cumple. Y la Superliga 2018/19 es un ejemplo claro: el campeón de la Primera División argentina saldrá de Racing o Defensa y Justicia, sin lugar a dudas los dos equipos más destacados del torneo.

Qué les queda por jugar a Racing y Defensa y Justicia

A falta de dos fechas para el final del certamen, la Academia suma 55 puntos, cuatro más que el Halcón, que -contrariamente a lo que muchos esperaban- le aguantó el ritmo al conjunto de Avellaneda y sueña con dar la vuelta olímpica en un campeonato que tiene un final espectacular y podría ser aún mejor: puntero y escolta se enfrentarán en el Cilindro en la última fecha y la definición del título podría ser ese domingo 7 de abril y no antes.

Más allá de quién termine dando la vuelta olímpica, la actual Superliga viene a confirmar la llegada del fútbol moderno a tierras argentinas: tanto el conjunto de Eduardo Coudet como el de Sebastián Beccacece apuestan por ideas similares (con todas las distancias del caso) a los que se ven en Europa, con equipos con mucha dinámica, que apuestan por la presión alta, intentan dominar desde la posesión y las transiciones rápidas y tienen mediocampistas capaces de recuperar en campo propio y llegar a definir en el área rival. Salvo por algunos matices, Racing y Defensa juegan prácticamente a lo mismo y los números así lo confirman.

Según muestran los datos de Opta, líder y escolta tienen estadísticas similares en casi todos los aspectos centrales del juego. Por ejemplo, Racing suma 247 remates (124 al arco), promedia 471,65 pases por partido (con un 78,72% de efectividad) y un 59,07% de posesión, recibió 240 remates (de los cuales 66 fueron al arco) y mantuvo la valla invicta en 13 de sus 23 partidos. Defensa, por su parte, tiene 237 disparos (95 al arco), promedia 451,4 pases por encuentro (con 79,09% de eficacia) y un 56,29% de posesión, recibió 217 remates (67 al arco) y mantuvo el arco en cero en 11 de sus 23 presentaciones. La diferencia, que justifica en parte esos 4 puntos de ventaja en favor de la Academia, está en la diferencia de gol: el equipo del Chacho marcó 41 tantos y recibió 14 (+27), mientras que Defensa anotó 31 y recibió 16 (+15).

Estos fríos números, por sí solos, podrían corresponder a equipos con modelos de juegos diferentes y estadísticas similares. Pero este, claramente, no es el caso: Opta muestra que Racing y el conjunto de Florencio Varela juegan al fútbol en los mismos sectores de la cancha: el análisis de las posiciones muestra que la Academia es un equipo ancho (entre los dos extremos hay una diferencia de 49,4 metros) y compacto (entre el último defensor y el centrodelantero hay 32,7 metros), mientras que el Halcón juega en 49,4 metros de ancho y en 32,7 metros de profundidad.

Los dos, también, defienden muy alto: el equipo del Chacho se planta a 31,4 metros de su arco y el de Beccacece, a 26,3 metros. Y a la hora de la marca, los números también son parecidos: la Academia recupera 68,82 bolas por encuentro y Defensa, 65,73, y ambos suelen hacerlo lejos de su área y más cerca del círculo central (la Academia, en 38 metros y Defensa, en 36,6).

Más allá de todos estos datos, son muchos los que aseguran que el Halcón es más ofensivo que el puntero, porque muestra constantemente una voluntad de atacar, mientras que Racing por momentos parece ser más especulativo. Lo que no tienen en cuenta al hacer este análisis es que el conjunto de Coudet casi siempre llega en ventaja al tramo final de los partidos: la Academia arrancó ganando 19 de los 23 partidos (de los cuales se impuso en 16) y marcó 30 de sus 42 goles antes de los 15 minutos del complemento, tramo en el que sólo recibió 7 tantos rivales. Defensa, por su parte, arrancó ganando en 13 oportunidades, pero llegó a los 15 minutos finales de los partidos en desventaja o en igualdad en 12 ocasiones (más de la mitad de los partidos) y anotó el 41% de sus tantos (13) en ese tramo final.