¿Quién es Leonel Coira, la joyita que Boca se trajo de España?

Comentarios()
Archivo
Lo querían los gigantes europeos y ¡hasta River!, pero se lo quedó el Xeneize. Lo comparan con Messi, pero para su padre "es más parecido a Riquelme".

Un jovencito que pinta para crack, que enseguida lo comparan con los mejores del mundo y que recibe ofertas de los gigantes de Europa. A lo largo de los últimos años, este relato se repitió cientos de veces y el desenlace suele ser el chico emigrando. Sin embargo, la historia de Leonel Coira, un diamante en bruto de 13 años, es, justamente, la opuesta: en vez de irse, decidió pegar la vuelta a Argentina para comenzar a formarse en Boca.

Coira nació en Rauch, un pueblo a 277 kilómetros de Capital Federal, pero a los dos años se trasladó a España porque su papá, Miguel, que trabaja de formador de jugadores, recibió una oferta laboral en Madrid. Así, comenzó a jugar al fútbol a los cuatro años en la academia de su papá y enseguida se empezó a notar que tenía algo diferente. Al poquito tiempo, lo fichó Real Madrid y allí dio sus primeros pasos, pero no estaba cómodo. Fue a Barcelona y tampoco tuvo suerte, hasta que se trasladó a Valencia.

En el Che estuvo durante los últimos tres años, pero había algo que tampoco cerraba y en 2016, gracias a una gestión de Ramón Maddoni -un viejo conocido de la familia- en el Xeneize, con Coqui Raffo a la cabeza, lo observaron por primera vez. Un año más tarde, con Claudio Vivas como coordinador, lo volvieron a ver y ya sí, no hubo vuelta atrás. "En aquel momento estábamos adaptados en España y decidimos continuar acá, pero teníamos ganas de regresar. En julio volvimos y Leo ya quería quedarse acá. Hablamos, lo probaron nuevamente y él mismo me dijo 'Miguel, tenés a un jugador bárbaro. Un chico con cerebro de grande'", le contó el padre a Goal.

"Allá me llamaron de todos lados y acá la gente de River lo quería sí o sí, pero él prefirió Boca. Se sentía a gusto con las instalaciones que el club tiene en Ezeiza, además de que ya conocíamos a Ramón y Leonel quería estar junto a él", explica.

- ¿Y a qué se debió la decisión de regresar al país?

- Leo se sentía mal en Valencia con el entrenador y se quería volver. Me pedía por favor de venir a Argentina. Allá, la formación es muy distinta. No son formadores, son compradores. Técnicamente en infantiles es muy buena, pero a la hora de comenzar en juveniles se reparten los minutos, se trata de que participen todos y no hay mucha competencia. Nosotros queremos que él tenga ese roce.

Los medios españoles lo denominaban como "el nuevo Messi" ya a sus siete años, pero, para Miguel, sus características tienen más que ver con el máximo ídolo de la historia de la institución: "Es un volante ofensivo, tiene criterio, muy buena visión y pegada. Yo creo que es más parecido a Riquelme".

Cerrar