Noticias En vivo
NXGN

¿Qué pasó con Pietro Pellegri? El adolescente de los €25 millones y un infierno de lesiones en Monaco

7:00 GMT-6 03/04/20
Pietro Pellegri Monaco 2018
Señalado como 'el nuevo Messi' cuando apareció, el segundo futbolista más caro del mundo a los 16 años no juega oficialmente desde septiembre de 2018.

Cuando Pietro Pellegri se incorporó a Monaco, en enero de 2018, era un futbolista joven con el mundo a sus pies. Los 25 millones de euros que el club del Principado le había pagado a Genoa eran un reflejo de lo que había conseguido el jugador de 16 años en su corta carrera: para ese entonces, el italiano había igualado la marca de Amedeo Amadei como el jugador más joven en debutar en la Serie A, con 15 años y 280 días; había anotado en su primer partido como titular, el mismo día en que Francesco Totti se retiraba del fútbol; y llevaba tres goles en nueve partidos de liga.

Sólo Real Madrid había pagado más dinero por un jugador tan joven en toda la historia del fútbol cuando, en el verano de 2017, desembolsó 46 millones de euros por Vinicius Junior.

La mudanza a Francia parecía lógica para Pellegri. Apenas seis meses antes, Monaco había llegado a las semifinales de la Champions League con un excitante grupo de estrellas nacientes lideradas por Kylian Mbappé, que acababa de ser transferido a Paris Saint-Germain en la segunda transferencia más cara de todos los tiempos. 

Alto y elegante, Pellegri no llegaba a Monaco para reemplazar al delantero. Pero luego de Willem Geubbels -otro joven maravilla contratado por el conjunto monegasco- sucumbiera ante una sucesión de lesiones, podía anticiparse que el italiano comenzaría a incorporarse al primer equipo de manera gradual, pero inmediata.

Sin embargo, estos dos años en Francia se convirtieron en una especie de pesadilla para el genovés, que sufrió lesión tras lesión y apenas pudo disputar seis partidos en la Ligue 1. Aunque logró convertirse en el primer futbolista nacido en el Siglo XXI en anotar en el campeonato francés (una marca que también logró en Italia), después de que le marcó aquel tanto a Bordeaux el 26 de agosto de 2018 prácticamente no se lo volvió a ver en acción.

Sus problemas en la ingle y los isquiotibiales han sido tan recurrentes durante todo este tiempo que su caso suele ser citado cuando se discuten los riesgos de incorporar demasiado rápido a los jóvenes en el fútbol de mayores.

"Tal vez tengamos que hablar acerca de nuestras ideas de subir jóvenes que tienen 14 o 15 años. Pensamos que son adultos en miniatura", analizó Leonardo Jardim en France Football en noviembre del año pasado, luego de que el joven atacante sufriera una nueva dolencia muscular.

"Muchas veces matamos futbolistas y después nadie se hace responsable. Tal vez si en Genoa hubieran tenido más cuidado cuando entrenaban a Pietro hace dos o tres años, hoy no tendría tantos problemas. Un chico de 16 años no es un adulto en miniatura, tenemos que respetar eso. Hoy creemos que un joven de 15 o 16 fue entrenado y no es así, la madurez llega a los 18 o 19 en lo que respecta a huesos y tendones. Tenemos que difundir este mensaje, porque podría romper las vidas de los jóvenes jugadores", analizó el exentrenador de Monaco. Pellegri tal vez no esté roto, pero hay suficiente evidencia como para considerar que su carrera ha sido lastimada. 

"Tenemos al nuevo Messi y se llama Pellegri", aventuró el dueño de Genoa, Enrico Preziosi, en 2015. Sin embargo, el ídolo del delantero no es el capitán de Barcelona sino Zlatan Ibrahimovic, un atacante de características mucho más similares a las suyas. Y respecto a la elocuente afirmación, el mundo no ha podido ver demasiada evidencia al respecto: de hecho, la última vez que Pellegri disputó un partido oficial con la camiseta de Monaco fue el 25 de septiembre de 2018.

Por ese motivo, este año el italiano no ha sido incluído en la lista NxGn, el ranking de Goal de los 50 mejores futbolistas jóvenes del planeta. Si bien recién cumplió 19 años a mediados de marzo y todavía era elegible, después de haber aparecido en 2018 y 19, sin dudas es la ausencia más importante en este 2020.

Cada vez que estuvo cerca de regresar a la acción, Pellegri recayó en sus problemas físicos. Y cuando el 5 de marzo volvió a entrenar con normalidad luego de 527 días alejado de las canchas y parecía que su vuelta estaba lista, la suspensión de la Ligue 1 por la pandemia de coronavirus volvió a dejarlo con las ganas por tiempo indefinido.

Si bien este receso forzado podría ayudarlo a ganar fortaleza y forma física en un cuerpo que todavía no terminó de desarrollarse, los temores sobre una recaída no desaparecerán en el corto plazo. De hecho, esta temporada intentó apurar su regreso y hasta pudo jugar algunos minutos en un amistoso frente a su exclub, Genoa, en noviembre, pero a los pocos días volvió a lesionarse y tuvo que regresar rápidamente a los consultorios médicos.

Cómo le irá cuando regrese a los campos de juego es una incógnita. Un jugador que en algún momento parecía tener el futuro asegurado ahora aparece como una apuesta arriesgada, tras una ausencia cercana a los 18 meses. Con apenas 16 partidos disputados en su carrera profesional, el delantero ya se encuentra en una encrucijada entre lo que podría ser y lo que podría haber sido. Sólo Pellegri puede decidir qué camino tomará. Siempre que su cuerpo se lo permita.