Por qué Neymar ya encontró lo que buscaba en el PSG

Comentarios()
Gettyimages
En la victoria ante el Guingamp, el brasileño tocó 128 balones. En la última temporada en el Barcelona, sólo superó ese número en una oportunidad.

Todo indica que se tratará mucho más de una tendencia que de una casualidad. Sí, esto recién empieza. Sí, se trató de un rival flojo, de pocas aspiraciones. Sí, la frescura de lo nuevo suele funcionar bastante bien y, luego, llegan los tiempos del asentamiento. De todas maneras, el debut de Neymar tiene una evidencia que no se puede esconder: el brasileño ya parece haber conseguido lo que fue a buscar en el PSG. Mucho protagonismo. Ser el 1.

En la victoria del PSG ante Guingamp por 3 a 0, donde Neymar fue la gran figura, con un gol y una asistencia, las señales fueron claras: el brasileño tocó 128 balones, siendo el tercer jugador del equipo de Emery que entró más veces en contacto, detrás de Verratti (141) y Thiago Motta (135). Como siempre, a las estadísticas hay que ponerlas en contexto. ¿Qué participación tenía Neymar en el Barcelona en la temporada pasada?

 

En LaLiga, según datos de Opta, sólo una vez logró superar la marca que el delantero consiguió recién en un encuentro en el equipo francés: fue en el partido ante Sporting Gijón, el 1 de marzo del 2017, por la 25° jornada del campeonato español, con 129 contactos con el balón. La segunda marca es de un partido contra el Málaga, con 123. 

En la temporada pasada, sólo en LaLiga, Neymar tuvo un promedio de 86.13 toques por partido cuando jugó en casa. De visita, el número fue menor, con 80. Es decir que, en sólo una prueba en el PSG, el brasileño superó los números de su anterior equipo con casi 40 participaciones más, una cifra que al menos llama la atención.

El artículo sigue a continuación

Ney

En el debut de Neymar, el brasileño recibió diez o más pases de cinco jugadores: Kurzawa (12), Rabiot (14), Motta (26), Verratti (12) y Di María (10). 

Fue un primer paso para dejar en claro que Neymar ya consiguió lo que quería en el PSG: nadie duda quién es el rey, no hay dudas sobre por dónde debe pasar el juego. El brasileño es el dueño del equipo y, a partir de ahora, cumplirá su deseo más grande (tan romántico e infantil como egoísta e individual): tener el balón todas las veces que se puedan.

Próximo artículo:
Modric: "Tengo año y medio de contrato y mi deseo es seguir aquí"
Próximo artículo:
Rubén Uría: "Si caigo, combato y me levanto"
Próximo artículo:
En qué canal juega el América
Próximo artículo:
Huesca 0-3 Atlético: Lucas, Arias y Koke, antídotos para un exceso de copas
Próximo artículo:
El calendario del Atlético de Madrid: qué partidos jugará en la temporada 2018/19
Cerrar