¿Por qué enviaron a prisión provisional a Ángel Villar?

Comentarios()
Getty
El juez de la Audiencia Nacional detalla los hecho presuntamente delictivos y destaca un posible riesgo de fuga.

El juez del Tribunal Supremo Santiago Pedraz ha decidido este jueves enviar a prisión sin fianza al presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, y a su hijo Gorka por por un posible perjuicio estimado de unos 45 millones de euros al presupuesto de la entidad que ha presidido durante casi 30 años.

El magistrado explica en el auto todos los hechos presuntamente delictivos que se atribuyen a los detenidos a través de la RFEF destacandodo "la voluntad de enriquecerse yo favorecer el enriquecimiento de terceros".

El juez destaca que Villar creó un entremado para generar un sistema de clientelismo en la contratación de servicios de la RFEF : "Ángel María Villar Llona, presidente de la RFEF, creó un entramado que ha permitido la desviación de fondos (tanto públicos como privados) de dichas asociaciones a sociedades vinculadas, estableciendo asimismo un clientelismo tanto en la contratación del personal, que recae fundamentalmente en familiares, como en la presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministro y prestación de servicios a empresas vinculadas, bien directamente o bien a través de familiares, y mediante la obtención de determinadas contraprestaciones por dichas adjudicaciones, con incumplimiento de sus obligaciones como responsables de los fondos federativos y aprovechándose de los puestos que ostentan".

Asimismo señala la comisión de excesos en las facultades de administación en: 1. Nombramientos en la Junta Directiva; 2. Concesión de beneficios como contraprestación para el favorecimiento del presidente. Entre estos favorecimientos se muestran pruebas de favorecimientos a la Federación Murciana (FFRM), a la Federación Catalana (FCAF), Federación Madrileña (FFM), Federación Ceutí (FFCE); 3. Disposición de fondos de la RFEF eludiendo aplicación de disposiciones normativas y otros mecanismos de fiscalización y control, 3. Estrategia sobre la financiación pública. Presuntos excesos en las facultades de administración del patrimonio de la RFEF para contratación y remuneración del personal y 4. Otros excesos entre los que se detallan los siguientes: una indemnización presuntamente ficticia de 300.000 euros, utilización de recursos humanos, materiales y dinero de la RFEF para conseguir favorecerle, gastos innecesarios y excesivos de dinero.

En otro apartado del auto, el juez se centra en los partidos de fútbol amistosos de la selección con la de Corea del Sur, Venezuela, Argentina o Chile, entre otras, para beneficiar a su hijo Gorka , cuya sociedad, Matchworld, acaba percibiendo cobros de las esas federaciones.

El artículo sigue a continuación

 

 

 

Cerrar