No tiene sitio: Las opciones del Real Madrid con James Rodríguez

Comentarios()
Getty Images
El colombiano no seguirá en el Bayern y vuelve al Bernabéu, donde no tiene sitio. Los blancos tendrá que filar fino al tener sólo un año de contrato.

James Rodríguez vuelve al Real Madrid pero sólo será una escala. El colombiano tiene la obligación de regresar a la disciplina del conjunto merengue tras conocerse que el Bayern de Múnich no ejercerá la opción de compra de 42 millones de euros para quedarse con él tras expirar sus dos años de cesión en el conjunto bávaro.

Ahora, el mediapunta y el Real Madrid deben estudiar qué opciones se le abren de cara al futuro. James tiene un año más de contrato con el conjunto merengue, donde su vinculación acaba en 2020 pero no parece llamado a volver a enfundarse la camiseta blanca. La vuelta de Zidane al banquillo, prácticamente le cierra la puerta para seguir, ya que ambos no acabaron bien en 2017. De hecho, Rodríguez fue uno de los descartes del técnico galo en la final de la UEFA Champions League 2017 ante la Juventus y sólo unas semanas después se marchó al Bayern.

Ahora, el Real Madrid puede tratar de utilizarlo como moneda de cambio en alguna operación de cara al futuro. El Manchester United, el PSG, el Nápoles, club que entrena el técnico que más rendimiento le sacó en Chamartín, Carlo Ancelotti, y la Juventus han sido relacionados con él. Aunque es difícil que los Red Devils aceptaran vender a Pogba o los parisinos a Mbappe o Neymar aún entrando el colombiano en el acuerdo.

Los problemas para vender y ceder

En cuanto a un traspaso propiamente dicho, el Real Madrid tampoco lo tiene del todo fácil. El valor de Rodríguez ha caído tras su paso por el Bayern y transfermarkt lo tasa en 65 millones, 15 menos que en su mejor momento con los blancos cuando tenía un valor de 80 'kilos', prácticamente lo que pagaron en 2014 para ficharlo procedente del Mónaco. De hecho, la opción de compra de 42 millones que tenía el Bayern prácticamente marca el precio de salida del futbolista.

Recuperar la inversión de hace 5 años es prácticamente imposible. Además, la directiva de Florentino Pérez tiene el problema añadido de que James es dueño de su destino y puede presionar para elegir destino y condiciones, ya que sólo le queda un año de contrato y podría amenazar con quedarse aunque sea en la grada para quedarse libre el próximo verano y elegir destino como agente libre y asegurándose una jugosa prima de fichaje.

Las condiciones contractuales y su alta ficha también complican repetir la fórmula de la cesión, ya que si el Real Madrid lo vuelve a ceder, James será libre tras un año de préstamo y no dejará ingresos en la casa blanca. La única opción en este sentido es que el jugador aceptase renovar un año más y marcharse cedido aunque parece poco probale.

El artículo sigue a continuación

La Copa América, cita clave para recuperar valor

No obstante, tanto James Rodríguez como el Real Madrid tienen la oportunidad en los próximos meses recuperar el foco de atención de los grandes clubes de europeos en ficharle. El mediapunta será el líder de Colombia en la Copa América de Brasil 2019. Una buena actuación en el torneo de selecciones podría animar a algunos grandes clubes a lanzarse por él e incluso reforzaría la postura negociadora del Real Madrid a la hora de exigir una cantidad más alta para traspasarlo.

Mientras tanto, el ex de Porto y Mónaco tendrá que regresar al Santiago Bernabéu, una vuelta que no será más que une parada necesaria antes de seguir adelante en su carrera que parece estar tan lejos del Real Madrid como ya lo está del Bayern.

Cerrar