Noticias En vivo
Atlético Madrid

Morata: "Sería difícil entender el Atlético sin Simeone, nadie se lo imagina sin él"

4:51 GMT-5 27/05/19
MORATA ATLETICO MADRID VILLARREAL LALIGA
El delantero relata sus primeros meses de rojiblanco y analiza lo que es un verano agitado para el club

Álvaro Morata lleva solo unos meses en el Atlético de Madrid, pero es tiempo suficiente para ciertos análisis. Lo primero, que el equipo tiene autoría y que se debe mirar al entrenador para comprender sus éitos. "Sería difícil entender el Atlético sin Simeone. El cambio del Atlético estos años... Simeone es el club. Ha habido muchos jugadores, pero el Atlético siempre pelea desde que está El Cholo. Sería una gran pérdida. Simeone es el Atlético. Nadie se lo imagina sin él", explica el madrileño. 

Simeone es clave para analizar el club, pero también fue parte importante para que Morata, canterano del Madrid, terminase vistiendo de rojiblanco. "Yo me había comprometido con el club, con el presidente, con el míster... Hace bastantes años, antes de venir a España ya les dije que mi cabeza estaba en jugar en el Atlético. Que iba a hacer lo posible. Un verano estuve muy cerca, pero no me quisieron vender en el club en el que estaba. Me tuve que quedar allí, ganamos títulos... Pero ya había hablado con el míster y estaba preparado para venir al Atlético. Sabía que era muy difícil por el pasado", comenta Morata en una entrevista con Marca. Su fichaje llegó en enero, pero empezó a sembrarse mucho tiempo atrás. 

Y sí, claro que se encontró cierta resistencia en la grada por su pasado. Fue recibido con gritos en los que se pedía al canterano Borja Garcés antes que a él, pero asegura que no le afectó. "Hay cosas que no se pueden borrar y hay que trabajar para intentar cambiar la opinión de la gente. Para ellos ha sido complicado, para todos los aficionados que sienten el Atlético. Yo sólo podía satisfacer a la gente con trabajo, ayudar al equipo, podía haber metido más goles por circunstancias que no dependen de mí. Podíamos haber ganado más partidos... Yo he peleado todo lo que he podido y lo seguiré haciendo mientras pueda jugar aquí", cuenta el delantero. 

El Atlético se encuentra en un proceso de reconversión, este verano saldrán del equipo algunos jugadores que son historia del club y, como es lógico, es motivo de conversación en el entorno. "Más que la trayectoria o lo deportivo, el Atlético pierde a dos cracks fuera del campo, a dos líderes. A parte de ser leyendas del club son gente muy importante. Me han ayudado muchísimo. Ojalá hubiera podido jugar más con ellos", resalta el madrileño. 

Asume Morata que esas bajas obligan a que otros den un paso adelante, no tanto en lo deportivo como en el alma, en el vestuario. El primero de todos, un buen amigo suyo desde hace años, Koke: "Nació para esto. Era una cuestión de tiempo. Si todo va bien con las lesiones será el que acabe con más partidos y títulos en la historia del Atlético. Me alegro mucho porque hace 10 años me cambiaba con él. Veías su carácter, cómo reaccionaba y sabías que acabaría siendo el capitán del Atlético". 

Pero no solo Koke, también otros, como él mismo, deberán arrimar el hombro: "A mí y a otros jugadores nos tocará dar un paso al frente. No sólo en el juego, también en el vestuario. Aunque lleves poco puedes transmitir a la gente lo que es el Atlético, lo que se necesita aquí. Sobre todo, lo que nos hará ganar, lo que nos han transmitido". 

Y los cambios, en lo puramente futbolístico, tienen una consecuencia directa para la labor de Morata. La salida de Griezmann, hasta ahora referente de la delantera, supone un cambio en la fisionomía del ataque. "No es tanto si te lo esperas o no. Si estás dentro del vestuario ves lo que pasa y sabes que existe esa posibilidad. Lo único que se puede hacer es respetarle. Ha sido uno de los mejores de la historia del club, ha dado mucho al Atlético. Hay que apoyarle", comenta.