Marcucci, el abogado que dejó su profesión por ayudar a Berizzo

Comentarios()
Athletic Club
Se criaron juntos en Cruz Alta, Argentina. Cuando eran jóvenes soñaban con el éxito, pero solo el 'Toto' llegó a jugar como profesional.

Eduardo Berizzo fue presentado por el Athletic Club como nuevo técnico rojiblanco para suplir a José Ángel Ziganda en el banquillo de San Mamés . Junto a él llegaron gente de su confianza como Pablo Fernández, Carlos Kisluk, Roberto Bonano, Mariano Uglessich y Ernesto Marcucci.

Éste último acompaña al 'Toto' desde la infancia. Nacido en Cruz Alta, al igual que Berizzo, se conocen desde niños. De hecho, ambos llegaron a compartir alojamiento en Rosario cuando el técnico jugaba para las inferiores Newell’s y Marcucci lo hacía en Renato Cesarini.

Tras aquella experiencia, Marcucci siguió con su formación en River Plate pero al contrario que Berizzo, nunca llegó a ser profesional y abandonó el fútbol para estudiar derecho y comenzar su carrera como abogado. Su historia recuerda inevitablemente a la del ex entrenador del Sevilla, Jorge Sampaoli, que fue empleado de banca antes que técnico.

Así explica él mismo cómo se frustró su sueño de ser futbolista: "Jugué en las inferiores de River, pero no llegué a ser profesional. Llegué casi hasta el reserva y ahí decidí colgar los botines. Yo, mi autoexigencia, veía que mi progreso no era como esperaba y decidí estudiar. Tuve el apoyo de mi familia y decidí desempeñarme en una profesión que ejercí durante bastantes años".

Eduardo Berizzo Ernesto Marcucci

De hecho, cree que su experiencia como estudiante y abogado le ayuda actualmente: "Me puedo parar desde otro lugar con el jugador. No les puedo decir que la pongan en el ángulo porque yo no lo hacía, pero sí puedo transmitirle mi experiencia desde otro lado. Sacrifícate, esfuérzate, estás en un lugar ideal, aprovéchalo y disfrútalo porque todos los que estamos fuera queremos estar en este mundo".

El artículo sigue a continuación

Cuando Berizzo comenzó su carrera como ayudante de Marcelo Bielsa en la selección de Chile, Marcucci volvió a aproximarse al fútbol y empezó a colaborar con ellos enviando informes como ojeador, un rol que compaginaba con su carrera de abogado.

En 2011, su paisano le pide que se convierta en su ayudante en su primera experiencia como técnico en Estudiantes y después lo siguió en sus años en O’Higgins, Real Club Celta de Vigo y Sevilla. Ahora, vuelve a ayudarlo en el Athletic.

"Cuando decide empezar su carrera como entrenador principal, me ofrece la oportunidad de acompañarlo. Fue una decisión que me costó bastante, porque dejaba una profesión y venía a otro mundo", rememoraba en una de sus pocas apariciones ante los medios.

Próximo artículo:
Boateng, en 2017: "Si hubiera sido honesto conmigo mismo, habría jugado en Real Madrid"
Próximo artículo:
Un grupo inversor de Estados Unidos compra el Reus y lo salva
Próximo artículo:
Los altibajos de Boateng: de la caída en el Milan al renacer en Las Palmas
Próximo artículo:
El Atlético cierra la cesión de Morata con una opción de compra de 55 millones
Próximo artículo:
Kevin-Prince Boateng, a un paso del Barcelona
Cerrar