Noticias En vivo
Barcelona

Luis Milla: "Nadie se puede comparar a Messi, hacerlo daña a Vinicius"

2:00 GMT-6 26/02/19
Vinicius Messi GFX
El ex de Real Madrid y Barcelona asegura en Goal que el rosarino "es la única diferencia sustancial" entre dos equipos "que deben mejorar muchísimo".


ENTREVISTA EXCLUSIVA

Luis Milla (Teruel, 1966) entiende los Clásicos mejor que la mayoría. Los vivió en ambos lados, primero como jugador del Barcelona a las órdenes de Johan Cruyff y luego como miembro del Real Madrid que intentó plantearle oposición al dream team del holandés. Se le nota algo desconcertado por el nivel que han ofrecido ambos equipos, con altibajos impropios de los favoritos a la Champions League. Unos porque ostentan el título y los otros porque, con el mejor en sus filas, persiguen recuperarlo y cruzan espadas en dos Clásicos consecutivos que pueden marcar el resto de la temporada, suceda lo que suceda.

Ante los dos Clásicos que vienen, ¿hay uno más importante que el otro?

"El de Copa da acceso a una final y permite optar a un título, algo que el Real Madrid puede suponerle un mayor estímulo porque la Liga la tiene muy complicada pero se trata de dos partidos que siempre suponen una motivación para el equipo y puede intentar recortar distancias también en el campeonato. De todas formas la mentalidad es siempre muy competitiva y el Real Madrid intentará realizar un buen partido para intentar ganar".

Los equipos no están bien pero sus individualidades sí. ¿Qué pesará más en el Bernabéu?

"El Real Madrid cogió una racha muy buena en el Camp Nou y en el Metropolitano pero luego ha dejado muchas dudas, quizá pensando en los Clásicos y lo que viene. Puede que no le dedicara tanta atención a los partidos ante Girona y Levante. Tampoco Rakitic, Coutinho y Busquets están brillantes porque el planteamiento de Valverde quita brillantez a jugadores como Busquets por la verticalidad que busca. Lo bueno que tiene el Barcelona es Messi, alguien desequilibrante, y también Piqué y Ter Stegen están a un gran nivel. Tengo la sensación de que ambos tienen que mejorar en lo colectivo para aspirar a la Champions League porque jugando así no les da a ninguno de los dos".

¿Aguantará Vinicius la comparación con el rosarino a la que le someten determinados medios?

"Es que no se pueden comparar. De hecho nadie se puede comparar con Messi. Ello no quita que Vinicius sea un jugador joven, que el Real Madrid haya acertado con él y que haya que esperarle, todavía. Tiene unas condiciones y unas capacidades muy buenas, tiene regate, potencia y una capacidad ofensiva al máximo nivel pero también tiene que mejorar en varias cosas como temperarse en el momento de la finalización. Es un jugador muy interesante pero comparándole con Messi se le hace daño al chico. Y no creo que sea el momento".

Luis Suarez ha vuelto a ver puerta. Dice Valverde que no está preocupado porque sigue generando ocasiones aunque no marque. ¿Sigue al nivel que exige un club como el Barcelona?

"Los delanteros están a expensas de marcar, no todos viven del gol pero su confianza depende de esa presión que tienen. De todas formas tengo la sensación de que cuando el equipo no está fino se le nota más, especialmente a la hora de darle continuidad al juego, comete demasiados errores. Pero es un jugador que sin estar bien y sin dar continuidad al juego puede marcar en cualquier momento como demostró en Sevilla. No terminó de aparecer y al final aprovechó muy bien la asistencia de Messi y ese gol le irá muy bien".

Por contraste, Benzema llega sintiéndose el líder del equipo según dice. ¿Está en su mejor momento desde que llegó?

"Si no es su mejor momento es de los mejores. Se le nota haberse quitado el peso de tener al lado a Cristiano Ronaldo. Su equipo jugaba a expensas de su juego, era muy vertical y había menos construcción en la que Benzema pudiera aparecer. Estamos viendo una de sus mejores versiones y él se siente cómodo, a él le gusta buscar desmarques de ruptura y de apoyo para conectar con el mediocampo y darle continuidad al juego, como demostró ante el Levante, cuando le vimos en zonas de construcción porque el equipo no acababa de estar cómodo con el balón. Quiere protagonismo y está viendo puerta. La salida del equipo y la forma de jugar le vienen muy bien".

¿En qué medida el desenlace en la Copa influirá en el Clásico de Liga?

"Tiene que influir porque el equipo que gane el miércoles sabrá que jugará una final. Emocionalmente el equipo que sea capaz de meterse en ella alcanzará un nivel muy alto a pesar de tratarse de profesionales que saben gestionar estas situaciones y regenerarse pase lo que pase. Pero el que gane saldrá fortalecido y el que pierda no, además del desgaste emocional. El Barcelona posiblemente encara el partido de Liga con cierta tranquilidad por la diferencia que tiene y el Real Madrid tiene la presión de tener que jugar muchísimo mejor de lo que vimos ante Girona y Levante para ganar. La línea a seguir es la del Camp Nou y del Metropolitano".

¿Hay, pues, un favorito distinto en cada uno de estos dos Clásicos?

"No veo favoritos aunque uno venga mejor que el otro. La única diferencia sustancial que veo entre ambos equipos es Messi pero son partidos sin favoritos. De todas formas el que juega de local tiene una ligera ventaja porque la gente aprieta mucho en estos partidos pero no veo un claro favorito. El Real Madrid, en cualquier caso, tendrá mucha presión y no siempre es buena tanta, por lo que no siempre sabes lo que puede pasar".

¿Entiende las críticas que acusan de ser excesivamente conservador a Valverde?

"No es una cuestión de críticas, esas llegan cuando no se dan los resultados y no es el caso. Tiene una idea de juego que se aclimata bastante bien a lo que busca el Barcelona. Guardiola dejó el listón muy alto, fue capaz de llegar a un nivel muy difícil de igualar, y luego cada entrenador que ha pasado le ha puesto su matiz. Ernesto lo ha hecho y se encuentra cómodo buscando un mayor equilibrio y quizá siendo en más defensivo por momentos y disponiéndose menos al ataque, siendo más vertical cuando haya un robo en lugar de buscar un pase de seguridad... cada planteamiento tiene su matiz pero creo que se ha adaptado bien al Barcelona. Pasa que el listón está muy alto".

Y en cuanto a Solari, ¿hay algo que le haya llamado especialmente la atención desde que tomó las riendas del equipo?

"Solari es un entrenador que está empezando y que tiene un toro muy complicado. La única experiencia que tenía era con el Castilla y ahora tiene que demostrar en un club tan difícil que además de capacidad futbolística también puede liderar y digestionar una plantilla que no es nada fácil. Donde ha demostrado capacidad es en la gestión y tomando decisiones que dejaban a jugadores importantes fuera, ha dado muchos minutos a los jóvenes y eso le ha dado fuerza dentro del vestuario. Luego hay que lidiar con los partidos y elegir bien los cambios y por ejemplo el día del Girona creo que no fue capaz de ver los cambios de Eusebio. Esa cierta falta de experiencia a la hora de leer los partidos en juego quizá pueda mejorarse pero me ha gustado especialmente con la gestión del vestuario cuando ha dejado fuera a Marcelo o a Bale, no eran decisiones fáciles y las ha tomado".

¿Cómo se gestiona el desplante de Gareth Bale en el campo del Levante?

"Creo que es una pataleta, una equivocación tremenda del jugador. Imagino que Gareth Bale ya le habrá pedido perdón a Lucas Vázquez. Cualquier equipo de fútbol, profesional o no, no puede permitirse dar una mala imagen. Si el grupo funciona con una serie de valores infranqueables ese gesto en un partido que ve muchísima gente es algo que va completamente en contra de la solidaridad y el compromiso por parte de todos. El problema es que es una equivocación detrás de otra porque ya veníamos del corte de manga en el Metropolitano. Da la sensación que es un jugador que no conecta con los compañeros y ahí tiene el Real Madrid un problema, porque quiere proyectar la imagen de un equipo señor y te encuentras con un jugador así. Me parece que es lamentable pero entiendo que es una equivocación de un jugador joven, queda muy mal de cara a la imagen porque es una falta de respeto a los compañeros, especialmente a Lucas Vázquez, y a la entidad. Es un tema que tienen que arreglar desde dentro y el club debe tomar conciencia con Bale".

Mucho menos habitual es la postura de Kepa en el Chelsea. ¿Qué sensaciones le generan las imágenes negándose a abandonar el terreno de juego después de que Sarri pidiera el cambio?

"Creo que hay un malentendido por las formas y el nerviosismo del momento. No tengo información médica al respecto pero quizá los médicos habían trasladado un parte concreto al entrenador en cuanto que no estaba al cien por cien para una tanda de penaltis pero luego juega y se encuentra bien. En ese nerviosismo del momento puede que lo mejor hubiera sido acercarse a la banda y decírselo al entrenador pero se montó un escándalo con el griterío, que el entrenador se quiso ir... son momentos que pasan en un malentendido. Tenía una molestia, se dudó, se intentó sustituir y en ese momento de nervios pasa esto pero creo que no es más que un malentendido. Debería haberse tratado con más calma pero es difícil encontrarla antes de tirar los penaltis que deciden un título".