Los errores que deberá corregir D'Onofrio en su segundo mandato

Comentarios()
River Plate oficial
Tras haber recibido el apoyo de los socios de River de forma masiva, el presidente ahora tendrá cuatro años para mejorar en algunas cuestiones clave.

Tal como se esperaba, Rodolfo D'Onofrio recibió el apoyo de los socios de River para presidir el club por cuatro años más. La abrumadora diferencia de votos con respecto a los otros tres candidatos significa un fuerte espaldarazo para una dirigencia que asumió con un club destruido tanto en lo económico como en lo deportivo y lo devolvió al lugar de preeminencia que ocupó históricamente en el fútbol argentino y lo revalorizó por completo a nivel continental.

Sin embargo, el flamante presidente reelecto no deberá confundirse: el contundente resultado electoral no significa que no tenga muchas cuestiones por mejorar respecto de este primer mandato que se termina. Más allá de cuestiones sociales y operativas respecto a cuestiones de la vida diaria del club (como la compra de entradas para los partidos), hay dos temas centrales relacionados a lo futbolístico que fueron deficitarios en el período 2013-2017: la elección de los refuerzos y las renovaciones contractuales.

Las incorporaciones fueron el gran punto débil de la gestión D'Onofrio. Desde su llegada al club y el arribo de Enzo Francescoli como manager, el Millonario gastó mucho dinero en incorporaciones, pero fueron muy pocas las que estuvieron a la altura. Con contadas excepciones, como el caso de Lucas Alario -que llegó, hizo goles importantes desde su debut y fue vendido en una cifra multimillonaria-, son muchos más los errores que los aciertos en ese aspecto. En especial en los casos de jugadores que llegaron lesionados, por los que se pagó mucho dinero.

En cuanto al tema de los contratos, luego de que varias piezas clave del plantel campeón de la Copa Libertadores se fueran sin dejarle dinero al club porque expiraron sus vínculos, la directiva tomó cartas en el asunto y ya adoptó una política diferente a la hora de encarar las renovaciones, pero es también un ítem a mejorar.

El artículo sigue a continuación

Respecto a lo que no tiene que ver con la pelota, el principal reclamo de los socios tiene que ver con el fuerte aumento que sufrió la cuota social en el último tiempo, mientras que otra deuda grande tiene que ver con el poder del que todavía goza la barrabrava, en especial en cuanto al cobro de estacionamiento en los alrededores del estadio y en su participación inexplicable en cada uno de los recitales que se realizan en el Monumental

Por otra parte, otro tema que se impondrá en la agenda del presidente en el segundo mandato será su relación con la AFA. Luego de haberse quedado afuera de la conformación de la actual conducción del fútbol argentino por sus diferencias con Daniel Angelici, D'Onofrio tendrá que definir si River busca recuperar un lugar de peso o si seguirá alejado de la vida institucional de Viamonte 1377. Por lo pronto, este domingo ya empezó a dejar en claro qué es lo que sucederá en ese aspecto: "Con su voto, el socio nos dejó en claro que está de acuerdo con la manera en la que votamos en la AFA".

 

Próximo artículo:
La ausencia de Messi abre una puerta a la esperanza para el Sevilla
Próximo artículo:
Las frases más utilizadas por prensa y clubes durante el mercado de fichajes
Próximo artículo:
Cuéllar, del foco de la polémica a cerrar su fichaje por el Valladolid
Próximo artículo:
"Solari se maneja bien pero el Real Madrid perdió jugadores y es más débil"
Próximo artículo:
Rabiot, Morata y Godín: ¿qué equipos pueden fichar a las grandes estrellas del mercado?
Cerrar