Levante 5-4 Barcelona: Los culés se dejan el récord invicto en Valencia

Comentarios()
Getty Images
“Manita” del equipo de Paco López ante un Barça que confió su suerte a Coutinho, pero cometió numerosos errores.

Cuarenta y cuatro partidos después, el Barça ha vuelto a perder un partido de Liga. El vigente campeón de Liga no podrá hacerlo invicto al verse sorprendido por el Levante en un encuentro frenético, tal y como refleja el marcador: 5-4. Los locales hicieron sangre de los errores defensivos culés con una brillante actuación de Boateng y Bardhi, y el empuje de Coutinho para recortar distancias resultó insuficiente. Todo un premio para el trabajo de Paco López, que terminó el choque manteado por sus propios jugadores. No es para menos.

Las rotaciones de Valverde se dejaron notar más en la zaga que en el descanso a Messi, tal y como puede comprobarse en el resultado final. La defensa de circunstancias formada por Yerry Mina y Vermaelen sufrió muchísimo para cortar los cambios de ritmo granotas, tal y como demostró el primer tanto local: arrancada de Morales por banda hasta la línea de fondo, y centro apurado que Boateng remató de cabeza. Las buenas sensaciones quedaron confirmadas cuando el ariete ghanés, poco acertado hasta la fecha, hizo el segundo en una brillante jugada personal en la que dejó sentado a Ter Stegen gracias al pase de Lukic.

La entrada de Piqué por el lesionado central belga confió a los culés, que recortaron distancias con a un remate de Coutinho al filo del descanso. Pero sus problemas defensivos persistieron; el equipo catalán sufrió mucho por las bandas y al contragolpe, e incluso jugadores como Mina parecían perdidos sobre el verde. En la reanudación Bardhi amplió distancias, y sin tiempo para reaccionar Boateng consiguió la primera tripleta de toda su carrera. Finalmente, la “manita” levantina llegó por mediación del mediapunta macedonio tras combinar con Roger Martí en la frontal. Al Barça llevaban sin meterle cinco goles desde 2003, y hoy no habían pasado ni 60 minutos.

Pero aún con cuatro tantos de desventaja, el Barça no renunció en ningún momento al récord invicto. Coutinho también firmó su hat-trick con dos goles en cinco minutos que recortaron la distancia, ambos mediante lanzamientos rebotados en los zagueros, y luego Busquets forzó un penalti en el minuto 71 transformado por Luis Suárez. El asedio culé coincidió con el agotamiento físico de los locales, intensificado con el tiempo ya cumplido, pero los errores se pagan tarde o temprano: el Levante obtuvo los tres puntos con todo merecimiento en la despedida ante su público.

Cerrar