Noticias En vivo
Flamengo v River Plate

Las opciones si no es Santiago: ¿dónde se podría jugar la final de la Copa Libertadores 2019?

8:41 GMT-6 05/11/19
Copa Libertadores Trofeo
La CONMEBOL podría definir este martes el cambio de sede para la definición del certamen y varias ciudades aparecen como opción para la mudanza.

La suerte parece ya estar echada y, a falta de una cofirmación oficial, todo apunta a que la primera final única de la historia de la Copa Libertadores no se jugará en Santiago de Chile. A pesar de las múltiples confirmaciones por parte de CONMEBOL y las autoridades chilenas, la situación sociopolítica en el país designado como sede sigue en un clima de alta tensión y, a menos de tres semanas para el 23 de noviembre, las condiciones no parecen estar dadas para la disputa del encuentro entre River y Flamengo.

Flamengo - River, la final de la Copa Libertadores: todo lo que hay que saber

Por eso, a la espera de la reunión que se llevará a cabo este martes en Luque entre la dirigencia de CONMEBOL, los presidentes de los finalistas y los máximos dirigentes de AFA, CBF y ANFP, ya comenzaron a surgir diferentes ciudades alternativas para organizar el partido, que incluso podría postergarse una semana para que los organizadores tengan tiempo de armar nuevamente la logística.

Con todos los estadios de Argentina y Brasil descartados, por obvias razones, y sin posibilidad de volver al formato de final a ida y vuelta, ¿cuáles son las opciones en caso de que se confirme que la final no se jugará en Santiago?


LA NUEVA OLLA - ASUNCIÓN (PARAGUAY)


El estadio de Cerro Porteño aparece como la principal alternativa porque ya está listo para albergar otro gran evento: el sábado 9 recibirá la final de la Copa Sudamericana, por lo que ni siquiera sería necesario un cambio de fecha. La principal contra es que el escenario de la capital paraguaya tiene entre tres y seis mil localidades menos que el estadio Nacional de Santiago y todas las entradas para la final ya fueron vendidas.


ESTADIO CENTENARIO - MONTEVIDEO (URUGUAY)


El mítico escenario que recibió la primera final de la Copa del Mundo apareció como una opción lógica, tanto por su capacidad como por su ubicación, mucho más cómoda para los dos finalistas que cualquier otra sede posible. Sin embargo, el estadio uruguayo no se encuentra en las mejores condiciones de infraestructura como para recibir un evento de esta magnitud y tiene algunos problemas de iluminación, por lo que no parece ser una alternativa viable.


ESTADIO NACIONAL - LIMA (PERÚ)


De todas las opciones posibles, el estadio de la capital peruana es el de mayor capacidad y está en condiciones de recibir el partido. La CONMEBOL, incluso, lo había designado originalmente como sede para la final de la Sudamericana, pero luego decidió mudarla por cuestiones organizativas, por lo que parece probable que ahora vaya a asignarle un encuentro aún más importante.


EL CAMPÍN - BOGOTÁ (COLOMBIA)


Apenas se confirmó la reunión del martes 5, medios colombianos comenzaron a especular con la posibilidad de que la final se juegue en el Nemesio Camacho, que será sede de la Copa América del año próximo. Sin embargo, el escenario de la capital colombiana tiene dos grandes contras: por un lado, su capacidad es de 36 mil personas -12 mil menos de las que puede acoger el estadio Nacional de Santiago- y, por el otro, los 2560 metros sobre el nivel del mar de la ciudad pueden representar un problema para dos equipos que son del llano.


HARD ROCK STADIUM - MIAMI (ESTADOS UNIDOS)


Tal como sucedió en 2018 cuando se suspendió el partido de vuelta de la final entre River y Boca, apenas Chile se puso en duda como sede distintas ciudades del mundo se propusieron como sede para el partido. Una de ellas es Miami, que realizó una oferta multimillonaria para llevar el duelo entre River y Flamengo al estadio donde juegan como locales Dolphins de la NFL. Sin embargo, las feroces críticas recibidas el año pasado por CONMEBOL por haber llevado la definición a Madrid hacen muy difícil que la final vuelva a irse de Sudamérica.