La triste confesión de Jesé: "Tenía amigos en el Madrid que han dejado de serlo"

Comentarios()
Getty Images
El canario busca una nueva oportunidad para dejar el PSG y reconoce que ha vivido momentos duros en las últimas temporadas.

Jesé Rodríguez vive un momento duro tras casi un año sin jugar y no contar en el PSG pero el canario busca una nueva oportunidad y reconoce que algunos ex compañeros en el Real Madrid le han dado de lado.

"Ahí te das cuenta de muchas cosas. Pero no es una crítica, de verdad, cada uno hace lo que quiere. Yo pensé que tenía amigos en el vestuario del Madrid y han dejado de serlo porque tampoco se han preocupado o han contestado a mis mensajes. Sí he tenido dos amigos, con los que jugaba desde pequeño, que han estado ahí siempre. Uno juega en Primera y el otro en categorías más bajas", comentó en una entrevista a AS.

La enfermedad de su hijo: "Lo he pasado muy mal y lo sigo pasando mal. No le deseo a nadie que su hijo tenga una enfermedad y además incurable como es mi caso. Pero también me motiva. Cuando estoy cansado entrenando, pienso: “No puedo sentir dolor ni cansancio, debo hacerlo por mi hijo”. Por él y por los otros dos que tengo".

El artículo sigue a continuación

Su caída: "Me arrepiento de no haber aprovechado los momentos que tuve en el Madrid después de la lesión. Yo pienso: si entonces hubiera trabajado como llevo haciéndolo estos últimos tres meses… Luego ya vine a París, tuve la apendicitis, estuve dos meses parado y nunca jugué con regularidad. Si hubiera sido tan estricto conmigo mismo después de la lesión en el Madrid, a lo mejor hubieran pasado otras cosas".

Su paso por el Real Madrid: "El problema llega cuando te acomodas. Eso fue lo que me pasó: me acomodé. A ese nivel no puedes acomodarte nunca. Había llegado al Madrid, con 16 años marqué con el primer equipo, me pusieron un contrato delante, lo había hecho todo bien hasta la lesión. Cuando volví, como que me conformé. Siempre tienes que luchar y querer más y más".

Deja atrás sus malos hábitos: "Yo antes gastaba mucho, ahora lo gestiono de otra manera. También he aprendido de esto. Cuando eres joven te metes en una burbuja y te crees que estás haciéndolo todo bien y en realidad estás tomando malas decisiones casi siempre. He cometido mis errores y me he equivocado, no tengo ningún problema en reconocerlo. Cambié amistades. Creo que tenía unas amistades que no eran buenas y las quité de mi vida. Acerqué a mi familia. Cuando juegas y estás viajando todo el rato hay poco tiempo para ver a los hijos. En este año que llevo sin jugar he pasado mucho con los míos. También he vuelto a trabajar el aspecto físico con la persona con la que lo hacía antes de la lesión grave que sufrí en el Madrid y que luego me ayudó en la recuperación. Además de entrenar con el equipo, todos los días hago un entrenamiento personal con él y también otro en casa. He bajado siete kilos.

Cerrar