La Selección de Luis Enrique se doctora en la cuna del tiki-taka de Luis Aragonés

Última actualización
Getty Images

Hay un momento en el que algo lo cambia todo. A veces es haciendo más o menos lo mismo, pero el resultado es diferente, mejor. La España de Luis Aragonés lo vivió en 2007, atosigada por las críticas al técnico y al rendimiento de los futbolistas. A la de Luis Enrique, también con las decisiones del seleccionador muy cuestionadas, le pudo haber pasado ayer con la clasificación a cuartos de la Eurocopa 2020. Son dos casos distintos, aunque quizá no tanto, y con un escenario común: Dinamarca.

LA GUÍA DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA EN LA EUROCOPA 2020

Porque la mejor Selección de la historia nació en tierras danesas, pariendo el tiki-taka en el 1-3 en el NRGi Park de Aarhus. Buscando la clasificación para Austria y Suiza 2008, España venció con un gol de Sergio Ramos, el 0-2 en el 39', que trascendió el resultado. No fue tanto el qué sino el cómo, con 65 toques a la pelota, que viajó por 28 pases durante 75 segundos, hasta que el andaluz definió con una picadita de categoría. Previamente también habían intervenido en la obra de arte Marchena, Capdevila, Albiol, Xavi, Iniesta, Joaquín, Cesc y Tamudo; del once titular sólo se quedaron fuera de la foto Casillas y Albelda.

El artículo sigue a continuación

Antes de eso, la afición y los medios alternaban sin cansarse dos debates: cuánto peligraba la presencia en la Eurocopa y cómo había jubilado Luis Aragonés a Raúl, capitán y peso pesado del vestuario. En pleno 2021 se observan similitudes en los temas principales: el riesgo de un fracaso, haber caído en la fase de grupos de la Euro, y la ausencia de Sergio Ramos, junto a Albiol el único jugador que sigue en activo de los que participaron aquel recordado 13 de octubre de 14 años atrás.

Menos posesión, más puntería

No bordó el fútbol con ese hilo de seda la Selección frente a Croacia, pero mezcló ratos de buen juego, pegada y capacidad de sufrimiento, suficiente para sobreponerse a sus errores y acabar la prórroga 3-5 arriba. La posesión, un 64%, disminuyó para lo que suele ser normal, pero España corrió más que el contrario (146,2-128,6 kilómetros), completó más del doble de pases (820-378) y casi dobla también en disparos (23-12).

Si La Roja de 'El Sabio' se había complicado cayendo contra Irlanda del Norte y Suecia en tres jornadas, la de Luis Enrique lo hizo con los dos empates iniciales en La Cartuja. Las soluciones, una confirmada y otra por refrendar en los cuartos con Suiza, llegaron en Dinamarca, la cuna del tiki-taka y quién sabe si de la recuperación de las noches de gloria…