Noticias En vivo
Argentina

​La Selección argentina es Messi y nada más que Messi

7:32 GMT-5 06/09/17
Bandera Messi Argentina
El público en el estadio Monumental no tiene otra camiseta que no sea la número 10. En el juego, Argentina parece depender de él. Afuera, también.

Hablar de la inmensidad de Lionel Messi es entrar en una redundancia. El diccionario quedó corto hace tiempo en busca de describirlo desde lo futbolístico. Y el público argentino lo disfruta, aunque ya es casi lo único que disfruta en esta Selección.

Es muy difícil, casi una novedad, encontrar alguien en el estadio Monumental con una camiseta que tenga un número diferente al 10 y el nombre de algún jugador que no sea Messi. 

En una Selección repleta de jugadores con una gran trayectoria en Europa y con una inversamente proporcional carrera en los clubes de Argentina, el público sólo se identifica con uno solo: Lionel Messi.

Cuando él agarra la pelota, el público estalla. Obviamente es el único jugador con el que pasa esto en este equipo. Generalmente el único ovacionado es él, además de Mascherano, con quien la gente se identifica por el esfuerzo, garra y lo que comúnmente llaman "huevos". No hay ídolos del fútbol local. Ya no existen los Palermo, Riquelme u Ortega. De hecho, la delantera titular fue 100% formada en el exterior.

Argentina jugó como local ante Brasil, el clásico sudamericano, y no se llenó el estadio, ante la ausencia avisada de Leo en el equipo. Con él, las entradas ante Venezuela se agotaron en minutos. El público fue a ver a su ídolo ante la falta de identificación con un equipo que no suele mostrar demasiado. 

Tras el papelón y el empate frente a la Vinotinto, Messi fue el indultado por el público. Casi como un grito de guerra se escuchó la última ovación hacia el gran ídolo.