Noticias En vivo
Juventus v Real Madrid

La Juventus fue el verdugo de los Galácticos del Real Madrid

11:44 GMT-5 02/04/18
Beckham Galacticos
Florentino Pérez, tiene una deuda pendiente. Su primer proyecto se vino abajo por dos eliminaciones a manos de la 'Vecchia Signora'.

Verano del año 2000. No había pasado ni un mes desde que el Real Madrid ganara su octava Copa de Europa en París, frente al Valencia. Era la segunda Orejona en apenas tres años, pero aun así, las urnas en las elecciones presidenciales dictaron un cambio de gobierno en el club madridista: Florentino Pérez se convertía en el presidente del Real Madrid el 17 de julio, y con él dio comienzo a la era de los galácticos en Concha Espina. Esa era la filosofía del todavía presidente de ACS: “los mejores jugadores deben estar en el mejor club del mundo”. Y el primero en caer fue Luis Figo, la estrella del Barcelona y Balón de Oro. En 2001, Zinedine Zidane, que venía de guiar a Francia a ganar un Mundial y una Eurocopa. Un año después, Ronaldo, recién campeón del mundo con Brasil. En 2003, David Beckham, el jugador galáctico por antonomasia, debido a su tirón publicitario además de su talento sobre el césped.

Alineaciones y cómo ver el Juventus - Real Madrid

Unidos a los Raúl González, Iker Casillas o Roberto Carlos, semejante elenco de estrellas fue la envidia del mundo entero durante los primeros años del nuevo milenio. Por los títulos, que no fueron pocos: dos Ligas (2001 y 2003), una Copa de Europa –la Novena ante el Bayer Leverkusen-(2002), una Supercopa de Europa (2002), dos Supercopas de España (2001 y 2003) y una Copa Intercontinental (2002). Pero sobre todo, por el fútbol que desplegaban todos estos jugadores juntos. A ráfagas, quizás. ¡Pero qué ráfagas! Era un equipo de ensueño, más propio de un videojuego, que de la vida real. Durante algún tiempo, los ‘Galácticos’ tuvieron conquistado al mundo.

Sin embargo, el fulgor de todas esas estrellas poco a poco fue apagándose. Florentino Pérez argumentó en 2006, cuando abandonó la presidencia, que había maltratado a sus jugadores y les había confundido. Con la perspectiva del tiempo, quizás fueran más influyentes acontecimientos puntuales como la marcha de pilares como Vicente Del Bosque, Fernando Hierro y Claude Makelele; o la mala elección de los entrenadores y los fichajes en los últimos años de presidencia. O también, por qué no, partidos puntuales que sirvieron de punto de inflexión, como la final de Copa perdida ante el Zaragoza en 2004, o las tres eliminaciones en Champions League antes de tiempo, entre 2003 y 2005. Dos de ellas, por cierto, a manos de la Juventus. El que precisamente es su rival en la Champions League esta temporada. Especialmente en Turín, que fue tumba del anterior proyecto de Florentino Pérez, sin que pudiera ganar allí después, ni en la fase de grupos ni tampoco en las semifinales, aunque se desquitara recientemente con la goleada en la final de Cardiff y Zidane en el banquillo. Pero a pesar de todo ello, éste es un reencuentro especial para el presidente, ya que vencer a la Juventus en Turín significaría una vendetta ansiada durante casi quince años.