Noticias En vivo
Real Madrid

Kroos, el 'fichaje' del año: gol, muchos toques y su conexión con Marcelo

6:26 GMT-5 18/08/19
KROOS BARCELONA REAL MADRID COPA DEL REY
El alemán, tras un año decepcionante, sorprendió en Balaídos con una actuación en la que distribuyó el juego, recuperó balones y dio su mejor versión

Toni Kroos renovó al final de la temporada, tras un curso catastrófico para el Real Madrid, y muchos madridistas torcieron el gesto. Él, como el resto de sus compañeros, había sido parte del naufragio y era uno de los muchos señalados como culpables. La afición más que renovación pedía revolución, y eso conjuga mal con ir renovando el contrato de jugadores. Kroos cargaba con la responsabilidad de no haber sabido mover al equipo, el club blanco pasó de un medio del campo envidiable en la sucesión de Champions a uno anémico. 

No es difícil entender, sin embargo, por qué se llegó a la conclusión de que renovar a Kroos era lo más sensato. Tiene 29 años, aún una edad correcta, le queda tiempo de fútbol por delante y la esperanza de recuperarle y llevarle de nuevo a su mejor nivel era lógica. Y, en sus mejores momentos, es un jugador útil, con sentido de la distribución del juego, más recorrido del que parece y dos guantes por botas. Todo eso, su mejor versión, apareció de nuevo en Balaidos. 

Lo obvio es el gol, que es un golazo. El segundo tanto del Madrid fue un tremendo derechazo de Kroos. Salió el balón como un proyectil de su pie derecho y voló desde la frontal al larguero. Dio en la madera y se precipitó al suelo en un tanto bellísimo, que a buen seguro será de los mejores de la temporada. Le llegó el esférico tras una combinación por la banda izquierda blanca, la más productiva del partido. Una secuencia de pases precisos y rápidos, de la mejor cosecha blanca, que terminó con el tremendo disparo y el gol. 

Kroos, sin embargo, fue mucho más que el gol. Cuando se desgranan las estadísticas se ve que la buena imagen general del equipo está directamente relacionada con su actuación. Fue, por ejemplo, el que más veces recuperó la posesión, en diez ocasiones. También el segundo que más entradas realizó, solo por detrás, sorprendentemente, de Gareth Bale, también muy activo en la tarde viguesa. 

Eso en el apartado del sacrificio, con el balón en los pies logró lo que se le exige, poner a bailar a sus compañeros. 65 pases, nueve más que su principal compañero, Marcelo. Y con un 89,2% de efectividad. Y no es que jugase sin riesgo, pues en campo contrario se fue a un 84% de efectividad en sus envíos. Desplazó el balón en largo en cuatro ocasiones, otra de esas marcas de la casa y la estadística asegura que tuvo tres pases que dejaron a un compañero en ventaja en el área, uno menos que Marcelo. 

No es casualidad que el nombre de Marcelo aparezca tantas veces entre las bondades ofensivas del equipo. El lateral brasileño, también señalado el pasado año, estuvo activo y combinó con Kroos, de hecho, el alemán principalmente se proyectó por la banda izquierda y el juego del equipo se volcó a ese lado del campo. Los dos se encontraron y dominaron la escena. Pueden haber tenido un pésimo año, pero eso no significa necesariamente que se les haya olvidado jugar al fútbol. Kroos dice que es feliz en Madrid y por eso renovó. Si se mantiene en el mejor nivel, será uno de los grandes fichajes de la temporada.