Noticias En vivo
Real Madrid

Julio Baptista en Goal: “¿Cristiano? En el Real Madrid nunca hubo un jugador insustituible y nunca lo habrá”

13:22 GMT-5 26/10/18
Julio Baptista, Real Madrid former player
El brasileño protagonizó el último Clásico sin Cristiano ni Messi con un gol para tomar el Camp Nou. “El Madrid no te espera", analiza en exclusiva.

LA ENTREVISTA 
Ha jugado en algunos de los mejores clubes del mundo. En España, Brasil, Italia, Inglaterra o Estados Unidos. Y ahora, también en el CFR Cluj. Se trata de Julio Baptista [1 de octubre de 1981, Sao Paulo], que a sus 37 años vuelve a ser ‘La Bestia’ tras un año y medio parado: ha perdido cinco kilos en sólo tres semanas tras aterrizar en Rumanía. Algo más puede perder su Real Madrid si cae este domingo en el Clásico del Camp Nou. El primero sin Cristiano ni Messi en más de una década. En el último, el brasileño fue el gran protagonista con un gol que sirvió para tomar la Ciudad Condal. De eso y de todo lo que rodea al partido del 28-O habla en entrevista con Goal.

LOS JUGADORES CON MÁS CLÁSICOS DISPUTADOS

¿Qué tal su llegada a Rumanía?
“No me lo esperaba. Estaba muy tranquilo afincado en Madrid. Pero por medio de un amigo que tiene buena relación en el Cluj surgió la oportunidad de jugar un poco más. Me contaron que querían formar un equipo para volver a la Champions League y que creían que podía ayudarles. Llevaba un año y medio sin jugar, pero me he puesto en condiciones para ayudarles a volver a la élite. Si no es la Champions, al menos la Europa League”.

¿Se resistía a colgar las botas?
“Bueno, como no acababa de llegar nada que me motivara de verdad, yo estaba tranquilo. Las cosas se asientan por sí solas. Si no llegaba nada, no estaba ya tan preocupado, porque estaba haciendo cosas con el fútbol: FIFA, La Liga como embajador… Estaba cómodo. Pero llegó la oportunidad, valoré con mi familia y al final una de las cosas que me animó es que mi hijo de 2 años pudiera verme jugar al fútbol, que casi no lo había podido hacer. Es una especie de regalo para que me vea jugar. Me hace ilusión”.

¿Le ha costado mucho ponerse en forma de nuevo? ¿Ha costado volver a ser ‘La Bestia’?
“Bueno, he perdido 5 kilos en tres semanas. Tengo una genética privilegiada, y aunque llevaba un año y medio sin jugar, sí que estaba entrenando y apenas tenía subido el porcentaje de grasa. Nada más empecé a entrenar bajé los 5 kilos, y me encuentro fenomenal ya. Creo que estoy ahora en sólo un 6% de grasa. No estoy mal, ¿no? [ríe]”

¿Qué tal la adaptación? 
“Hay muchos chicos españoles, portugueses, otro argentino… hay un poco de todo y la adaptación se hace más fácil. Hay un buen grupo. Los primeros meses estaba un poco peor porque estaba solo, pero ahora que ha llegado la familia, todo perfecto”.

Rumanía era la última experiencia que le faltaba después de jugar ya en España, Italia, Inglaterra, Brasil, USA… ¿con qué se queda de cada etapa, con semejante bagaje?
“Mira, de España me quedo con el fútbol. Tengo que dar gracias a lo que me ha dado el fútbol español en mi vida. Cómo se juega, un deporte que me ha ayudado muchísimo. Estoy muy agradecido de haber podido jugar en España. Luego cada país y cada equipo te aportan experiencias para tu vida y tu carrera. Ahora miro atrás y veo un gran bagaje a mis espaldas”.

¿Qué le ha llamado la atención en Rumanía en estas primeras semanas?
“Pues sabes, cuando estaba  en España la gente hablaba de Rumanía con escepticismo. Y luego he encontrado una ciudad súper tranquila, no es una capital agobiante, una ciudad universitaria, turística, es manejable. Estoy muy contento”.

En España tenemos este domingo el Clásico, ¿recuerda cuál fue el último que se jugó sin Cristiano ni Messi?
“¡El mío, claro!”

¡Eso es!
“El mío y el de mis compañeros, claro. Pero fue el que marqué yo: 23 de diciembre de 2007. Las buenas fechas hay que recordarlas siempre y fue muy importante para mí. Marcar en un Clásico y ganar siempre es especial. Y pude ser yo el que marcó en un partido lleno de cracks para darle la victoria al Real Madrid”.

¿Un Clásico puede marcar tanto la carrera de un jugador? ¿Cree que la tuya la marcó?
“Yo creo que sí. El Clásico tiene una trascendencia muy grande. La expectación que trae ese partido es una locura. Se habla desde mucho tiempo antes. Los jugadores entrenamos al máximo para llegar a ese partido al 3000%. Y cuando se llega bien, y salen las cosas tan bien como me salieron, es importante. No siempre sale el partido perfecto como quieres, pero ese día nos salió así. Fue sólo un gol, pero demostramos estar muy fuertes en el Camp Nou. Recuerdo una carrera que Pepe le gana a Etoo, con lo rápido que era… Para que veas cómo estábamos de bien todos los jugadores ese día. Fuimos muy superiores”.

¿Este Clásico es menos Clásico por las ausencias de Ronaldo y Messi?
“¡No! Será igual. Con los dos había un poco más de rivalidad por ellos dos, pero el Clásico siempre tiene su magia, esté quien esté. Siempre serán Madrid y Barcelona. Será un partidazo”.

Este Clásico viene marcado por el futuro de Lopetegui, ¿cree que al Real Madrid le vendría bien un cambio de entrenador ahora mismo?
“No lo deseo el mal a nadie, la verdad. Es una situación difícil, y el Madrid está en una situación de transición. No es fácil, ni siempre sale como tú crees. Ha logrado tres Champions y es difícil mejorar eso. Y es todavía más difícil si incorporas un nuevo entrenador con otras ideas. A veces no es posible que lo haga funcionar lo más rápido posible. Pero es que el Real Madrid no te espera. Necesita los resultados y rápidos, por su grandeza. Así es el fútbol. Sin resultados, al final no te vas a quedar. Así es. Recuerda a Ancelotti, que había ganado la Champions. El Real Madrid no es un club normal”.

En su etapa destituyeron también a Luxemburgo por López Caro a mitad de temporada. ¿Cómo se viven en el vestuario esos momentos de incertidumbre? ¿Realmente puede cambiar tanto la dinámica con ello?
“Depende. Son muchos factores. Por ejemplo, si el rival está ganando muchos títulos o no. Si es sólo una transición de un entrenador, pero el que llega tiene suerte y se queda durante tiempo… Para los jugadores, los cambios no son buenos al final. Se necesita estabilidad, porque ello trae tranquilidad al vestuario”.

Hay un entrenador que está en la lista de futuribles del Real Madrid en caso de que finalmente prescindan de Lopetegui, y que usted conoce bien: Guti. ¿Cree que, en ese extremo, Guti valdría para entrenar al Real Madrid?
“Es una incógnita, pero yo creo que está preparado. Es como Zidane, que la gente decía que no, pero cuando llegó, ganó tres Champions. Puedes decir o pensar que Guti no lo está, y que luego venga y lo gane todo también. Es difícil decir si un entrenador tendrá el trabajo y le acompañará la suerte para que los resultados lleguen, para que ejerza sin agobios, y que los jugadores le rindan lo máximo”.

¿Cree que el Real Madrid echa de menos a Cristiano?
“Cada jugador tiene lo que tiene. Cristiano ya no era el de diez años atrás cuando driblaba a todos y marca él solo… pero sigue marcando 40-50 goles al año. Y eso cuenta muchísimo. Piensa que sin él, el Real Madrid también da oportunidades a otros jugadores muy buenos, y que no es sencillo encontrar jugadores que puedan hacer lo mismo que Cristiano. El Real Madrid echa de menos sus goles, es normal. El equipo estaba muy adaptado a él, porque jugaba un fútbol que le beneficiaba. Es un grandísimo rematador y marcaba muchos goles, con el equipo jugando para tí. Tenía muchas ocasiones de marcar y él las metía dentro”. 

En su etapa vivió el final de los Galácticos y también cómo se iban marchando los Figo, Zidane, Beckham, Ronaldo, Roberto Carlos… ¿cómo hicieron entonces para superarlo? 
“El Real Madrid es un club muy grande. No ha habido nunca un jugador insustituible, y nunca lo habrá. Los tiempos van pasando. Ahora ha pasado Cristiano, que si no es el mejor, ha sido uno de los mejores de la historia. Y llegarán otros. Y se irán. Así es la historia. Tras la etapa de los Galácticos, se ganaron luego estas cuatro Champions League”.

Hablamos de Cristiano sobre todo por la sequía de goles en el Real Madrid. La segunda peor racha de la historia. Y usted estuvo presente en la tercera, con más de 400 minutos sin marcar. ¿Cómo son esos momentos de agobio en los que no llega el gol? ¿Cuál es la receta para recuperarlo?
“Para mí fue bastante complicado. Porque llegué y había muchos grandes jugadores. Luxemburgo no podía meter a todos a jugar, y hubo que reubicar a algunos. Yo acabé jugando en otra posición que no era la mía. Lo que la gente quería ver de mí eran los goles que había marcado en el Sevilla. Luego otros jugadores como Ronaldo y el resto no marcaban tampoco. Cuando ocurre es complicado. Tienes que ganar los partidos para que vuelva la confianza, y así llegan los goles. Para mí, el jugador es todo confianza. Y en cuanto pierdes cuatro partidos, la confianza desaparece. Lo que haces con confianza, luego no te sale sin ella. Es tremendo. Le das igual, de la misma manera, ¡pero la pelota no entra!”.

¿Es eso lo que le puede pasar al Real Madrid ahora?
“Sí, yo creo que sí. Fallas un partido, piensas que el próximo irá mejor. Pero va hasta peor. Y te empiezas a agobiar. El resto no fallan. Y te generan ya mucha presión. Al final, luego te genera más imprecisiones. Todo viene de la presión y de la confianza por no ganar”.

Te quiero preguntar por dos jugadores más. Uno es Sergio Ramos, al que conoce bien y que está siendo muy criticado últimamente. ¿Cree que ha perdido ya su mejor nivel, o es sólo cuestión de momentos, como el equipo en general?
“Seguro que volveremos a ver al mejor Sergio Ramos pronto, claro. No creo que lo que se ha dicho de él esta semana sea reflejo de lo que es Sergio Ramos. Lleva mucho tiempo  en el Real Madrid, siempre ha dado una buena imagen como capitán, y demuestra los valores del Real Madrid. A veces ocurren cosas, y la gente tiene que saber que al final el fútbol es así: das una patada, recibes una y te puede caer bien o mal. Luego no importa si la prensa dice cosas. Lo que queremos es que el equipo gane. Y seguro que es lo que Sergio querrá: que el Real Madrid vuelva a ganar como han hecho prácticamente siempre”.

El otro jugador por el que te quería preguntar es Vinicius. ¿Qué le ha parecido lo que ha visto de él?
“No lo vi mucho en Brasil, tengo que decirlo. Pero es un jugador que tiene mucho talento, muchas posibilidades… pero el fútbol brasileño es distinto al español, y el jugador necesita un tiempo para adaptarse. Hay casos como el de Neymar, que fue directo al Barcelona a jugar, pero es un caso diferente al de Vinicius, porque es muy joven. Tiene que demostrar, pero tiene que aprender. Es un jugador con mucho talento, pero cuando se está en un equipo tan grande y las cosas no van bien, también se le puede quemar. Que no soporte tanta presión como la que hay en el Real Madrid. Hay que saber también ver cuándo el jugador está listo para ayudar de la mejor manera posible al equipo”.

Ya la última, una curiosidad: ¿es cierto que pudo haber fichado por el Barcelona de Rijkaard antes de llegar al Real Madrid?
“¡Sí, es cierto! Llegó una propuesta, pero Del Nido la rechazó. Fue en mi primer año en el Sevilla, que el Barcelona empezó a tantearme. Pero el presidente no la quiso escuchar y yo tampoco quería salir. Estaba muy bien en Sevilla. Luego en el segundo año llegaron Arsenal, Chelsea, el Real Madrid… y me quedé con el Real Madrid, que era un sueño de niño por el que llevas trabajando desde pequeño. Cuando llega la oportunidad de irte al mejor equipo del mundo, no lo piensas mucho. Hay que agarrarla”.