Noticias En vivo
Barcelona

Ipurúa alumbra el nacimiento de la MSG

7:53 GMT-5 19/10/19
Frenkie de Jong Antoine Griezmann Luis Suarez
Messi, Suárez y Griezmann juegan su primer partido juntos de principio a fin y, con un gol cada uno, aplastan al Eibar se ponen líderes.


EDITORIAL

Recuerden el 19 de octubre de 2019. Es el día en el que, al fin, la conexión entre Leo Messi, Luis Suárez y su nuevo socio, Antoine Griezmann, empezó a dar resultados. Con un Barcelona cada vez más entonado, física y tácticamente, el cuadro azulgrana supo imponer su juego a domicilio del Eibar y no acusó la elevada presión del equipo que entrena José Luis Mendilíbar y que había condenado a los barcelonistas en anteriores partidos. Arrastrados por el buen nivel exhibido por sus compañeros, el nuevo tridente de ataque azulgrana sí conectó en esta ocasión con el resto y entre los tres liquidaron al Eibar. Era apenas su tercer partido juntos en el once titular tras compartir titularidad ante Villarreal e Inter.

El primero en aparecer fue Griezmann, que aprovechó un sensacional pase al espacio desde la zona de defensas de Clément Lenglet, líder de la defensa en ausencia del sancionado Gerard Piqué, que recogió el ex del Atlético para batir a Dmitrovic con la pierna zurda y adelantar al Barcelona. Los hombres de Ernesto Valverde demostraron seguir adelante en la búsqueda de solidez y equilibrio. De todas formas, y aun habiendo generado ocasiones interesantes durante los primeros cuarenta y cinco minutos, lograron ver puerta en el único remate entre los tres palos que protagonizó. Las sensaciones, en todo caso, fueron buenas de principio a fin

Ni siquiera la sustitución de Sergi Roberto por culpa de unas molestias en la rodilla derecha entorpeció el juego de un Barcelona que en el segundo tiempo exhibió incluso una mayor madurez en su juego, tal y como demuestra la acción que supuso el 0 a 2. Participaron prácticamente todos los jugadores del equipo antes de que Frenkie De Jong pusiera el balón al área para que entre los tres miembros del tridente fabricaran una triangulación en un palmo de terreno que concluyó con un toque suave de Griezmann que habilitó a Leo Messi.

Pero faltaba todavía ver marcar a Luis Suárez. Logró ver puerta a los veinte minutos del segundo tiempo tras otra buena combinación entre Griezmann y Messi antes de que el rosarino le regalara el 0 a 3, un tanto que confirma el excelente momento de forma que vive el uruguayo desde que regresó de su lesión, con siete dianas en los nueve partidos que ha disputado. El de Ipurúa fue el primer partido en el que los tres compartieron protagonismo y también el primero en el que pudieron estar juntos de principio a fin.

Pero que los tres árboles no impidan ver el bosque. Más allá de sus goles el Barcelona encadena cinco victorias consecutivas, acumula el segundo sin encajar, no sufre ya en defensa a pesar de no poder contar con Piqué y hasta se permite triangulaciones a velocidad de vértigo que recordaron a épocas no tan lejanas. El Barcelona se envalentona en cada partido que pasa y con la MSG creciendo a pasos agigantados, puede decirse que esto empieza a tener muy buena pinta.