Increíble pero real: John Obi Mikel enfrentó a Argentina con su papá secuestrado

Comentarios()
Getty Images
El drama que padeció el experimentado jugador de la Selección nigeriana en la previa del partido frente a la Albiceleste.

El partido por la última fecha del Grupo D entre Argentina y Nigeria fue, sin dudas, uno de los más emocionantes de la fase de grupos por su desenlace agónico a favor de los sudamericanos. Sin embargo, en la vereda de los africanos había un jugador que lo vivió de una manera angustiante y no precisamente por lo ocurrido dentro del campo de juego.

Mientras iba camino al estadio de San Petersburgo para enfrentar a la Albiceleste, John Obi Mikel, capitán y símbolo histórico de la Selección nigeriana, se enteró de que su papá había sido secuestrado. "Recibí una llamada cuatro horas antes del inicio para contarme qué había pasado. Me dijeron que matarían instantáneamente a mi padre si le informaba a las autoridades o se lo contaba a alguien", confesó el mediocampista, en declaraciones recogidas por ESPN.

El hecho se produjo la semana pasada, cuando seis hombres armados interceptaron a Michael Obi y a su chofer en una autopista de la ciudad de Enugu y los obligaron a caminar cinco kilómetros por una zona de bosques hasta el lugar donde estuvieron secuestrados.

"Sólo un círculo muy reducido de mis amigos lo sabía. Tampoco quería discutirlo con el entrenador porque no quería que mi problema se convirtiera en una distracción para él o para el resto del equipo antes de un partido tan importante. Por mucho que quisiera discutirlo con el entrenador, no pude", contó Obi Mikel, quien fue titular en los tres encuentros que disputó su equipo en Rusia 2018, y agregó: "Jugué mientras mi padre estaba en manos de bandidos. Tuve que suprimir el trauma. Estaba emocionalmente angustiado y tuve que tomar una decisión sobre si estaba mentalmente listo para jugar. Estaba confundido. No sabía qué hacer pero, al final, supe que no podía dejar caer a 180 millones de nigerianos. Tuve que apartarlo de mi cabeza e ir a representar a mi país primero".

Finalmente, Michael Obi recuperó su libertad este martes, según confirmó la policía nigeriana. "En el proceso de rescate se produjo un duelo armado entre los agentes de la policía y los secuestradores, lo que obligó a los delincuentes a abandonar a su víctima dentro del bosque y fue rescatada de inmediato", explicó Ebere Amaraizu, portavoz de la policía de Enugu, quien también destacó que el padre del futbolista "no sufrió daños físicos".

Cerrar