Noticias En vivo
Real Madrid

"Gravesen trajo fuegos artificiales y armas de paintball a los entrenamientos y empezó a disparar"

5:01 GMT-6 09/11/17
Thomas Gravesen
James McFadden, quien coincidió con el centrocampista en el Everton, reveló las locuras que hacía su compañero.

James McFadden, actual jugador del Queen of the South escocés, coincidió con Thomas Gravesen en su etapa en el Everton en la Premier League y reveló las locuras que su compatriota realizó en los entrenamientos.

RAMOS: "¿NEYMAR AL REAL MADRID? LE ABRO LA PUERTA EN DICIEMBRE"

"No tenía filtros, era aterrador, estaba loco. Era diferente, cara a cara era bueno, pero si estaba en grupo era mejor que intentaras evitarle. Es el tipo más hiperactivo que existe. Una vez trajo una pistola de paintball y empezó a disparar a la gente", dijo en una entrevista para Open Goal.

"Otro día trajo fuegos artificiales. La sala de fisioterapia estaba cerca de uno de los campos. Nuestro fisio era uno de los tipos más en forma del club. Tenía 50 años, a veces jugaba y estaba corriendo con los lesionados cuando Tommy apareció con un cohete enorme y le disparó justo a él", explicó.

Otra de las anécdotas que confesó McFadden tuvo lugar con David Moyes: "Una vez contra el Chelsea estaba en un centro del campo de tres. Le tocaba defender a Makelele, que jugaría al fondo del centro del campo. En el entrenamiento simulamos una media de tres y Moyes le decía: 'Quédate con el hombre del fondo, no te muevas y no le pierdas de vista".

"Según le llegó la pelota al lateral, Tommy esprintó hacia él para recuperarla. '¡Para! ¿Qué haces?' gritó Moyes. Él respondió: 'Puedo llegar hasta él, jefe'. 'Simplemente, no te muevas', le repitió el técnico. A la siguiente jugada estaba otra vez detrás de él. 'No puedo ayudarle, jefe', dijo. Y Moyes, resignado, dijo 'Vale, continuemos'".

Además, el mediapunta también habló sobre la vida de Gravesen fuera de los terrenos de juego: "Solía quedarse en el piso de Lee Carsley, no le gustaban las facturas. Tenía un gran coche y en invierno se compró un Megane porque "era un coche de invierno", decía".

"En verano no le importaba tener unas vacaciones lujosas, así que solía quedarse en casa de su madre en Dinamarca. Tommy era brillante. En todo", culminó.