Noticias En vivo
Real Madrid

Bale, un año en caída tras su último gol en el Madrid

3:30 GMT-6 22/01/21
Gareth Bale Unionistas Real Madrid Copa del Rey
Este 22 de enero se cumple el aniversario de su último gol en el Madrid, ante Unionistas. Luego siguió de capa caída y ahora no encaja en el Tottenham

Aunque la carrera de Gareth Bale ha cambiado mucho en el último año, lo más importante y preocupante se ha mantenido como estaba: sigue sin encontrar motivos para sonreír. Hace 366 días, en un escenario alejado del glamur en el que se acostumbró a la gloria, marcó el que sería su último gol con el Real Madrid. Esa colaboración del héroe de la final de Copa en 2014 o de la de Champions en 2018 fue en Salamanca, contra Unionistas en dieciseisavos de Copa.

El galés ya se presentó a aquella noche gélida de 22 de enero coqueteando peligrosamente con una degradación a la Unidad B de Zidane. En la gira de verano el francés, como había hecho en los despachos previamente, expresó públicamente su deseo de desprenderse de él. La operación que iba a llevar al de Cardiff a China  había avanzado, pero repentinamente se truncó y el plan terminó en la papelera. Zizou optó por la respuesta más práctica: hizo borrón y cuenta nueva con un futbolista que nunca entró en su grupo de afines y le dio la titularidad en 11 de los 15 encuentros en los que estuvo disponible hasta el estreno copero.  Fueron meses de segunda oportunidad y, salpicados por las lesiones, apenas aprovechados con dos tantos y dos asistencias.

Frente a Unionistas, después de conseguir el 0-1 en el 18', fue sustituido en el 53' por un problema físico. Y nada volvió a ser lo mismo para Bale, que incluso repuesto de ese percance se limitó a transitar por un periodo de difuminación progresiva: únicamente participó 270 minutos en 5 partidos, en 3 de ellos de inicio. Y su despedida, a medias porque aún le vincula su contrato hasta 2022 con el Madrid, no resultó ejemplar: consciente de que no pisaría el césped del Etihad, le pidió a Zidane ahorrarse el desplazamiento a Mánchester, donde sus compañeros cayeron eliminados en octavos de Champions.

El Madrid se juega unos 30 millones de euros con Bale

Antes de decir adiós, pues, Bale ya estaba muy fuera del Madrid.  Así que tras unas negociaciones enredadas con el Tottenham, el equipo del que fue bandera hasta saltar al Bernabéu en 2013 como el fichaje más caro de la historia (101 millones de euros), se acordó una cesión hasta 2021 durante la que la entidad madridista pagará una parte de su salario.  No es eso, sin embargo, lo que más inquieta en la dirección, sino el fiasco de Bale en Londres . No comenzó con buen pie, en la enfermería, y eso que luego pareció enfilar el camino adecuado. El tiempo presentó una realidad diferente: con 3 goles en 623 minutos repartidos en 12 encuentros, su papel es terciario y en el Tottenham dudan sobre su continuidad a partir de junio.

En el Real Madrid, muy cuidadosos con la economía, que exige malabarismos en esta era pandémica, no gusta la situación. O algo lo remedia, esto es, un paso de gigante de un jugador de 31 años en horas bajas, o deberá asumir su sueldo y su presencia en la 2021-22. La otra solución sería llegar a un acuerdo monetario para la rescisión , nada sencillo por las pretensiones del agente del futbolista al sentarse a defender los intereses de su representado. Las señales desde Inglaterra, centradas en la figura de Mourinho , son contradictorias. "Todo el mundo sabe cómo fueron sus últimas temporadas en Madrid. Vamos a ir paso a paso", defendió primero el técnico a Gareth este mismo mes. Pero pocos días más tarde corrió a la velocidad de la luz otra frase del portugués al atacante en un entrenamiento: "¿Quieres estar aquí o quieres irte al Madrid a no jugar?". Ese no jugar en Madrid le costaría al Madrid unos 30 millones de euros brutos...